España expresa su malestar a Venezuela por críticas de Maduro a Rajoy

El mandatario venezolano arremetió contra el jefe del Ejecutivo español en respuesta a una resolución que pide la liberación de opositores encarcelados.

AFP

 España expresó este miércoles su malestar a Venezuela por las críticas del presidente Nicolás Maduro al jefe del Ejecutivo español, Mariano Rajoy, en respuesta a una resolución aprobada por el Parlamento de Madrid que pide la liberación de opositores encarcelados, como Leopoldo López y Antonio Ledezma.
El Ministerio de Exteriores convocó al embajador de Venezuela en España, Mario Isea, para manifestar el rechazo del Gobierno a las declaraciones de Maduro.

El mandatario venezolano criticó ayer la resolución del Congreso de los Diputados en favor de la liberación de políticos de oposición y dijo que preparará un conjunto de "respuestas integrales" para "dar la batalla" a Madrid.

En concreto, Maduro dijo haber ordenado al Gobierno analizar la "la agresión de que estamos siendo víctimas los venezolanos en nuestra patria por parte de las élites corruptas y corrompidas de España".

"Estoy preparado para dar la batalla contra Madrid", señaló Maduro tras asegurar que desde España "todos los días" hay "un ataque hacia Venezuela con informaciones que, asegura, sólo buscan "sembrar el miedo y el odio", al tiempo que de Rajoy afirmó que "tiene racismo histórico, racismo social".

El embajador Isea fue recibido en el Ministerio por el director general para Iberoamérica, Pablo Gómez Olea, pues el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, acompaña al rey Felipe VI en una visita a las instituciones de la Unión Europea, en Bruselas.

El embajador Isea permaneció en la sede ministerial unos diez minutos y no hizo declaraciones a la prensa.

Tras la reunión el Ejecutivo emitió un comunicado en el que calificó de "intolerables" las "declaraciones, insultos y amenazas" en su contra por parte de Maduro y aseguró que este tipo de comentarios "no contribuyen a un mínimo entendimiento" entre los dos gobiernos.

En la nota, Exteriores señala que las autoridades españolas "han sido y serán siempre respetuosas de la dignidad de las personas que ocupan cargos de gobierno en Venezuela".

Según el gobierno español el embajador venezolano "ha tomado nota de estos mensajes y ha señalado que los comunicaría a sus autoridades".

La resolución del Congreso pide la liberación "inmediata" del líder opositor venezolano Leopoldo López, del alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, y de otros políticos del país encarcelados.

La proposición no de ley fue pactada por el PP y el PSOE, los partidos mayoritarios, y respaldada por varios grupos menores de centroderecha, mientras que fue rechazada por pequeñas formaciones de izquierda.

El texto aprobado reclama al Gobierno español que lleve a cabo todas las iniciativas necesarias ante las autoridades de Venezuela y la comunidad internacional para lograr la puesta en libertad de estos líderes opositores.

Este episodio se une a otros desencuentros en los últimos años entre los dos países. El más reciente fue a finales de octubre pasado, cuando el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy - en su condición de líder del Partido Popular - recibió a Lilian Tintori, esposa de Leopoldo López.

López está en prisión por su supuesta responsabilidad en hechos violentos durante las manifestaciones antigubernamentales de principios de 2014, que causaron 43 muertos.

Este encuentro provocó el malestar de Maduro, quien llamó a consultas a su embajador en Madrid, que no volvió hasta finales de febrero.
Este mismo martes, horas antes de la aprobación en el Congreso de la resolución sobre los opositores detenidos, el embajador Isea dijo en un acto público que desea que los partidos españoles "no hagan el juego" a quienes buscan la impunidad y quedar en libertad sin ser enjuiciados por supuestos delitos de violencia y terrorismo callejero.

 

últimas noticias