¿Qué esperar del debate entre candidatos a vicepresidencia de Estados Unidos?

Este encuentro, que se realizará este martes, no tiene tanto rating; sin embargo, se da en medio de una fuerte polémica por los impuestos de Donald Trump.

Todo está listo en la Universidad de Longwood para el primer debate vicepresidencial.  / AFP
Todo está listo en la Universidad de Longwood para el primer debate vicepresidencial. / AFP

El primer debate presidencial en Estados Unidos entre la demócrata, Hillary Clinton, y el republicano, Donald Trump, el 26 de septiembre en Nueva York, fue visto por más de cien millones de personas, según la prensa.

El de hoy, el único entre los dos candidatos a la vicepresidencia, tendrá mucho menos rating pero será clave en medio de la polémica por el pago de impuestos de Donald Trump, asunto que puso sobre la mesa Clinton el día del célebre debate.

Entonces ella sugirió que Trump no presentaba sus declaraciones fiscales por tres razones: “o no es tan rico, o no lo ha hecho tan bien, o es que no quiere que los estadounidenses sepan que no ha pagado nada en impuestos federales”. The New York Times confirmó que el magnate usó vacíos fiscales para evitar el pago de los impuestos.

Y es con este tema que comenzará el encuentro vicepresidencial. Los aspirantes a la Vicepresidencia de EE.UU., el senador demócrata por Virginia Tim Kaine, y el gobernador de Indiana, el republicano Mike Pence, tendrán que hablar sobre este tema esta noche en la Universidad de Longwood, en Farmville, Virginia, uno de los estados decisivos para las elecciones del 8 de noviembre.

Así, los factores para elección de un compañero de fórmula por parte de los aspirantes presidenciales suelen basarse en buscar equilibrios con su propio perfil, y este martes eso ha de verse a través de las pantallas.

Como encargados de presidir el país en caso de que el presidente de Estados Unidos se ausente por algún motivo, tienen que demostrar sus habilidades para ello, pero ante todo tienen la tarea de defender a quienes protagonizan la candidatura.

"No meter la pata, ese es el objetivo de un debate vicepresidencial", explicó al diario The New York Times Brett O'Donnell, especialista en comunicaciones del Partido Republicano que ha servido de asesor al expresidente George W. Bush, al senador John McCain o al exgobernador Mitt Romney cuando eran candidatos.

"Lo fundamental es defender al que lidera la candidatura y entonces atacar lo más posible a tu oponente, quien lidera la candidatura opuesta", agregó O'Donnell.

Así, para Pence el reto fundamental es defender a Trump de las polémicas en las que ahora está envuelto, además de justificar sus comentarios fuera de tono, mientras él se presenta como un aspirante razonable, conservador y representante de los valores clásicos republicanos.

Kaine, por su parte, tendrá que estar preparado, previsiblemente, ante cualquier acusación sobre el escándalo de los correos electrónicos de Clinton, algo que, sin embargo, no le ha ocupado mucho tiempo durante la campaña electoral, que ha centrado en enfatizar y explicar la agenda política de la ex secretaria de Estado.

Temas relacionados