Essa Khan, el nuevo héroe en Afganistán tras el asalto talibán al Parlamento

El atentado Kabul dejó tres mersonas muertas y decenas de heridos.

EFE

 Tras abatir a tiros a seis talibanes que intentaron asaltar el Parlamento en Kabul, el sargento Essa Khan es el nuevo héroe de Afganistán, una figura a la que políticos, celebridades, gente común y el presidente del país alaban a coro un día después de que todos contuvieran la respiración por unas horas.

"Venían hacía nosotros y empecé a abatirlos uno a uno, en pocos minutos. No desperdicié una sola bala. Cada bala hizo un agujero en los cuerpos de los enemigos", comentó hoy a Efe este militar que abandonó la escuela a los nueve años, se hizo mecánico durante el régimen talibán y se enroló a los 17 años en el Ejército.

La suya es una de las pocas noticias optimistas del desenlace de la demostración de fuerza realizada por los talibanes ayer al hacer explotar un coche bomba frente al Parlamento y lanzarse contra la sede del Legislativo a tiros dejando dos civiles muertos y 31 heridos.

Las imágenes del soldado de 28 años circulan hoy en las redes sociales y televisiones y jóvenes en las calles jalean su valentía con la foto del militar en las manos.

El presidente afgano, Ashraf Gani, que habitualmente no tiene muchos motivos de celebración en lo que se refiere a la lucha contra los insurgentes, invitó hoy a su palacio a Khan.

"He invitado a nuestro héroe a mi oficina. Estoy muy orgulloso de su resolución y heroísmo", escribió Gani en su cuenta de Twitter, subrayando que "es un valiente y verdadero hijo de su patria" que había salvado a Afganistán de una "tremenda tragedia".

Gani agradeció su valor regalándole una casa.

La parlamentaria Farkhonda Zahra Naderi, que se encontraba en el hemiciclo durante el ataque, escribió hoy en Facebook que "tuvo el mejor día de su vida en el peor accidente".

"Los atacantes intentaron eliminar a los parlamentarios de este país, pero nuestro valeroso Essa Khan no solo salvó nuestras vidas sino que además protegió la democracia del extremismo y el terrorismo", afirmó la política.

El soldado, huérfano de padre y procedente de una familia humilde, dijo a Efe que solo cumplía con su labor.

"Estábamos sentados en un contenedor cuando un suicida destrozó las barreras de seguridad con su coche. Todo cayó sobre nosotros y, por unos pocos minutos, estuvimos perdidos entre el polvo y el humo. Después cogí mi arma", rememoró Khan.

El soldado afirmó que abatir a cada uno de los asaltantes le dio más "moral".

"Hice esto por mi amado país y los colegas que perdí a manos de los talibanes", dijo el militar, que ha servido en las peligrosas provincias de Kandahar, Helmand y Uruzgan.

Khan mostró su convencimiento de que los talibanes no lograrán doblegar al Gobierno afgano.

"Tenemos hombres valerosos como yo en el Ejército y los talibanes nunca tendrán éxito con sus malvados planes. Nuestros crueles enemigos matan a mujeres y niños y no se atreven a luchar cara a cara con nosotros", sentenció el militar.

Pero también teme que, precisamente por el valor demostrado y su nueva condición de héroe, los nueve miembros de su familia se encuentren ante un peligro mayor.

"Juré defender cada esquina de mi país y continuaré combatiendo a los insurgentes hasta mi ultima gota de sangre y mi último segundo de vida. Espero que el Gobierno pueda garantizar la seguridad de mi familia", pidió el soldado.

Temas relacionados