Estado Islámico difunde un video en el que ejecuta a una veintena de coptos egipcios

El Gobierno de EE.UU. anunció que celebrará esta semana una cumbre de alto nivel contra el extremismo violento con representantes de la ONU y ministros de varios países marcada por los recientes ataques en París y Copenhague.

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) difundió este domingo un video en el que muestran la ejecución de una veintena de cristianos coptos egipcios que habían sido capturados en Libia.

En la grabación, de cinco minutos y un segundo de duración y cuya autenticidad no pudo ser verificada, aparece el grupo de civiles egipcios trasladados por extremistas enmascarados, supuestamente en la capital libia, Trípoli, donde fueron decapitados.

Hasta el momento no ha habido más información.

Entre tanto, el Gobierno de EE.UU. anunción celebrará esta semana una cumbre de alto nivel contra el extremismo violento con representantes de la ONU y ministros de varios países marcada por los recientes ataques en París y Copenhague, así como por los esfuerzos para combatir a los yihadistas del Estado Islámico (EI).

La cumbre, que comenzará el martes, pretende hacer hincapié en los "esfuerzos nacionales e internacionales" para evitar que los extremistas y sus seguidores "radicalicen, recluten o inspiren" a individuos y grupos en EE.UU. y otros países con el objetivo de "cometer actos de violencia", según la Casa Blanca.

El Gobierno del presidente Barack Obama ya presentó en agosto de 2011 una estrategia para prevenir el extremismo dentro de EE.UU. que ahora se quiere ampliar con esta cumbre y extender a otros países.

De acuerdo con la agenda adelantada por la Casa Blanca, el martes el vicepresidente estadounidense, Joseph Biden, participará en una mesa redonda con representantes de ciudades que ya están trabajando para contener la propagación del extremismo.

El miércoles será Obama quien ofrecerá un discurso sobre el extremismo violento en la Casa Blanca y, al día siguiente, el mandatario se desplazará al Departamento de Estado para encabezar allí una reunión de alto nivel con ministros de varios países, entre ellos España, autoridades de la ONU y representantes de la sociedad civil.

Si bien EE.UU. sufrió en 2013 con las bombas colocadas en la maratón de Boston el peor atentado en su territorio desde los del 11 de septiembre de 2001, ha sido Europa la víctima más reciente de los terroristas con los ataques en Francia y el de este mismo fin de semana en Dinamarca.

A comienzos de año, un total de 17 personas murieron en tres atentados yihadistas en la zona de París, entre ellas doce en el asalto a la revista satírica "Charlie Hebdo", amenazada y atacada en el pasado por publicar caricaturas de Mahoma.

Antes de ser abatidos por la Policía, los hermanos Said y Cherif Kouachu y Amedy Coulibaly mataron también a una policía municipal y a cuatro rehenes retenidos en un supermercado judío.

El más reciente blanco del terror ha sido la capital danesa, Copenhague, donde ayer, sábado, un hombre identificado por los medios daneses como Omar Abdel Hamid El Hussein mató a dos personas y dejó heridas a cinco en sendos tiroteos en un centro cultural y una sinagoga.

Por otro lado, la cumbre se celebrará solo una semana después del envío al Congreso por parte de Obama de una propuesta de autorización para el uso de la fuerza contra el EI, un texto que el presidente espera que sirva como base legal para la actual ofensiva en Irak y Siria, y que, según aseguró, no permitirá operaciones de combate terrestre a largo plazo.

El borrador de su propuesta de ley establece un límite de tres años al uso de la fuerza militar y descarta específicamente "operaciones de combate terrestre a gran escala y de largo plazo", como fueron las guerras de Irak y Afganistán, pero no incluye una limitación geográfica a la actuación estadounidense contra el EI.

Las críticas de los republicanos, que tienen desde enero el control total del Congreso, a la propuesta de Obama no tardaron en llegar y hoy el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, insistió en que el planteamiento de la Casa Blanca se queda corto para el objetivo de derrotar al grupo yihadista.

En su propuesta, el presidente "está pidiendo menos autoridad que la que hoy tiene bajo previas autorizaciones. No creo que eso sea inteligente", cuestionó Boehner en una entrevista con la cadena Fox.

Hasta ahora cuatro ciudadanos estadounidenses que estaban secuestrados por el EI han muerto, la última la cooperante Kayla Mueller, de 26 años
 

Temas relacionados

 

últimas noticias

El mundo en 2018: Lo que dejó el año que pasó

El mundo en 2018: el año de los populistas