Estado Islámico ha perdido 40% de su territorio en Irak

Han aumentado los ataques del EI contra varias zonas del oeste de Al Anbar.

El portavoz de la coalición internacional que lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Irak, el coronel Steve Warren, aseguró que los yihadistas han perdido el 40 por ciento del territorio que llegaron a controlar en 2014 cuando proclamó un califato.

"Hemos recuperado el 40 por ciento del territorio que el EI llegó a tener. El enemigo es débil y está a la defensiva", dijo Warren durante una rueda de prensa celebrada en Bagdad, en la que insistió en que los radicales "no han ganado ni un palmo de tierra en Irak desde mayo".

Warren recordó las derrotas sufridas por el EI en Sinyar, Tikrit y Beyi y subrayó que los combatientes del grupo han sido bloqueados en Ramadi, donde espera que sean derrotados pronto.

Ramadi, capital de la provincia de Al Anbar, fue recuperada por las fuerzas iraquíes el 28 de diciembre, aunque todavía quedan en su interior algunos focos yihadistas.

El portavoz, que declaró que la coalición internacional y las fuerzas iraquíes han hecho de Irak un país "más seguro", agregó que se necesitan millones de dólares para reconstruir esta localidad, destruida en un 80 por ciento.

El militar estadounidense insistió en que "cualquier operación de la coalición en Irak se lleva a cabo con el asesoramiento del Gobierno iraquí" y advirtió de que la liberación de Mosul, la segunda ciudad del país, y Faluya será difícil.

Según sus cálculos, alrededor de 5.000 yihadistas resisten en Mosul, capital de la provincia septentrional de Nínive, y varios cientos en la ciudad de Faluya, situada en la provincia occidental de Al Anbar.

Durante su intervención, señaló que el material bélico con el que cuenta el EI fue robado a los Ejércitos de Siria e Irak en 2014 e hizo hincapié en que el grupo se financia gracias al contrabando del petróleo de los yacimientos que controla, el robo de bancos iraquíes y sirios y el cobro de impuestos en sus territorios.

Sobre el reciente aumento de los ataques del EI contra varias zonas del oeste de Al Anbar, Warren indicó que formaban parte de un intento del grupo de compensar la perdida de Ramadi y agregó que no hay peligro de que esta ciudad vuelva a caer en sus manos.

El portavoz también advirtió de que los niños que han sido instruidos por el EI representan un problema para el futuro de Irak, Siria y la región, que debe ser superado con "mejores ideas".

"Las bombas derrotarán al EI militarmente, pero lo único que vencerá a sus ideas son mejores ideas", dijo.

 

Temas relacionados