Estudiantes chilenos durante marcha exigen reforma educativa

En la protesta participaron cerca de 100.000 personas, quienes recorrieron las calles de Santiago durante unos 90 minutos.

AFP

Estudiantes chilenos marcharon este jueves en Santiago para exigir al gobierno una reforma educativa "transformadora", en vez del proyecto de ley que la presidenta Michelle Bachelet pretende enviar al Congreso para garantizar la educación superior.

La marcha convocada por sindicatos de estudiantes reunió a miles de alumnos secundarios y universitarios en el centro de Santiago, quienes levantaron carteles y lienzos para demandar una reforma educativa que garantice la gratuidad universal.

"Vamos a seguir manifestándonos hasta que la reforma sea efectivamente transformadora", afirmó a medios locales Camila Rojas, presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (Fech).

La protesta, a la cual concurrieron cerca de 100.000 personas según los organizadores, recorrió calles de Santiago durante unos 90 minutos para concluir con enfrentamientos entre encapuchados y la policía.

Los agentes dispersaron a los encapuchados con carros lanza agua y gases lacrimógenos dejando una nube tóxica que se mezcló con la contaminación que mantiene a Santiago bajo estado de preemergencia ambiental por sexto día consecutiuvo.

Un total de 97 manifestantes fueron detenidos, informó la Policía en su cuenta de la red Twitter.

Las manifestaciones de estudiantes tomaron fuerza desde el año 2011 para demandar una educación gratuita y de calidad, pero en su mayoría han concluido en medio de desmanes que generan el repudio de gran parte de la población, especialmente de comerciantes, quienes han visto atacados sus negocios por encapuchados en el centro de Santiago.

"A quienes estén convocando a esta marcha, también sean responsables de garantizar que la comuna de Santiago, no tenga que enfrentarse una vez más a daño, a destrozos de la propiedad", manifestó la presidenta Michelle Bachelet.

Las protestas estudiantiles se repitieron en las ciudades de Valparaíso y Concepción, donde también se registraron incidentes.

Gratuidad sin lucro

La gratuidad universitaria es uno de los puntales de la reforma educativa que lleva adelante la presidenta Bachelet, pero para los estudiantes el plan que se pretende enviar al Congreso no cumple con lo prometido por la mandataria de izquierda.

"Esta reforma no puede ingresar (al Congreso) en las actuales condiciones en que se encuentra. No termina con el lucro en la educación universitaria", afirmó Gabriel Iturra, dirigente de los estudiantes secundarios.

Bachelet prometió en su campaña la gratuidad para el 100% de los universitarios en 2020 y un 70% de cobertura hacia el final de su mandato en 2018, pero un menor desempeño de la economía local llevó a su gobierno a rebajar la meta inicial y ubicarla en el 60% de los estudiantes más vulnerables.

Este año, en el arranque de una primera parte de la reforma no incluida en la ley general aún no ingresada al Congreso, unos 145.000 estudiantes comenzaron a estudiar gratis en Chile por primera vez en 35 años. También comenzó a regir una ley que prohíbe de forma gradual la obtención de ganancias en el sector y la selección de estudiantes en las escuelas que reciben aportes del Estado.

La reforma busca reemplazar un sistema educacional heredado de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), considerado uno de los más segregados del mundo.