Evacuan conmemoración de atentado en Boston

Objetos sospechosos estaban ubicados en el sitio en donde sucedió la tragedia hace un año.

AFP

Horas después de un emotivo homenaje a cargo de las víctimas, sobrevivientes y socorristas de la tragedia de Boston de hace un año, cientos de personas fueron evacuadas, la noche de este martes por la presencia de dos objetos sospechosos.

El Departamento de Policía de Boston, Massachusetts, informó que puso bajo custodia a un sospechoso, vinculado a las dos mochilas encontradas en el área del ataque que dejó como saldo 3 muertos y 264 heridos, perpetrado un año atrás durante el maratón de la ciudad. La calle fue cerrada y una línea de metro suspendida al tiempo que el escuadrón antibombas investigaba en el lugar.

Durante el día, el vicepresidente Joe Biden encabezó la ceremonia principal de homenaje a las víctimas y sobrevivientes en el Centro de Convenciones Hynes, situado en calle Boylston, cerca del lugar de los ataques. "Es un día importante para la nación", dijo Biden, destacando el coraje de la ciudad para salir adelante tras los traumáticos ataques. "Ustedes se han convertido en el rostro de la determinación de Estados Unidos", agregó. Desde Washington, mientras tanto, el presidente Barack Obama destacó "el increíble coraje y liderazgo de tantos bostonianos después de una tragedia horrible".

El 15 de abril de 2013 dos bombas artesanales presuntamente fabricadas por dos hermanos de origen checheno, Dzhokhar y Tamerlan Tsarnaev, explotaron cerca de la línea de meta del maratón más antiguo del mundo, en el ataque terrorista más importante en Estados Unidos desde el 11 de septiembre de 2001.

Curando las heridas

En la sobria ceremonia, donde hubo canciones y discursos de familiares de las víctimas y sobrevivientes, estuvieron presentes también el gobernador de Massachusetts, Deval Patrick; el alcalde de Boston, Martin J. Walsh; y su predecesor Thomas Menino, a cargo de la ciudad en aquel momento. Muy emocionado, Menino, primer responsable en subir al escenario, dijo que Boston está "curando sus heridas" y destacó la "compasión y generosidad" de sus conciudadanos. "No los vamos a olvidar", prometió.

Tras la ceremonia, las autoridades se trasladaron a la línea de llegada del maratón en Boylston Street, donde guardaron un momento de silencio bajo una fina lluvia. A las 2:49 de la tarde, hora local y hora exacta de los atentados, repiquetearon campanas de iglesia y se izó una bandera estadounidense. Obama y su equipo también tuvieron un momento de silencio durante una reunión en el Salón Oval de la Casa Blanca.

Alrededor de una docena de personas sufrieron amputaciones por las heridas sufridas por los clavos y trozos de metal que contenían las ollas a presión utilizadas como explosivos en el ataque. Los Tsarnaev fueron identificados días después del ataque gracias a filmaciones de cámaras y miles de fotografías. Tamerlan, de 26 años, fue abatido por la policía el 19 de abril luego de haber matado a un oficial, y Dzhokhar, de 20 años, fue capturado horas más tarde y está a la espera de un juicio donde se le acusa de 30 cargos federales.

El maratón, el lunes

La maratón de Boston, que se corre desde 1897, se celebrará el próximo lunes 21 de abril. Los organizadores han ampliado el número de inscritos de los 27.000 permitidos en los últimos años a 36.000, cerca del récord de 38.708 que habían corrido en 1996 por ocasión del centenario de la prueba.
Heather Abbott, que sufrió la amputación de un pie, irá a apoyar a Erin Chatham, una mujer que le encontró en el suelo, y Peter Riddle, que ayudó a salvar su vida. "Estaré mirando a Erin Chatham, la mujer que me halló en el suelo, cruzar la línea de llegada. Estará corriendo el maratón por primera vez, y Peter también. Estoy muy ansiosa por estar con ellos este día", dijo Abbott a la AFP.

Entre las nuevas medidas de seguridad ya se anunció una política "sin mochila" para los participantes y la prohibición de llevar botellas de vidrio, cualquier recipiente que contenga más de un litro de líquido e incluso cualquier objeto que mida más de 12 centímetros de largo por 38cm de ancho, entre otras cosas.

Para los espectadores se aconseja cumplir con las mismas directivas sin prohibir expresamente la posesión de esos objetos, aunque advirtiendo que quienes no sigan las recomendaciones serán objeto de "demoras al atravesar los controles de seguridad e inspecciones reforzadas".

 

Temas relacionados