Evacúan hospital y a centenares de vecinos por grave incendio en Portugal

Aunque no es oficial, se alerta sobre numerosas viviendas calcinadas por las llamas y dos bomberos heridos. El aeropuerto de Funchal, se vio obligado a cancelar los vuelos.

AFP

Un hospital y centenares de vecinos de la capital del archipiélago de Madeira, Funchal, tuvieron que ser evacuados por un grave incendio declarado el lunes en las sierras de la ciudad, en la que se han cortado carreteras y cancelado vuelos. (Vea imágenes de los incendios que consumen a Portugal)

El peligro del avance del fuego, cuyo combate es especialmente complicado en Funchal por su orografía escarpada, ha llevado al gobierno regional de Madeira y al ayuntamiento de la capital a activar los respectivos planes de emergencia para movilizar la mayor cantidad de medios posibles.

Aún no hay un balance de los destrozos ni de las hectáreas consumidas, pero los medios locales informan hoy de que hay numerosas viviendas calcinadas por las llamas y dos bomberos heridos.

"En Funchal los frentes son muchos. Toda la ciudad tiene además una orografía muy recortada", manifestó a los medios el responsable regional de protección civil, Luis Neri, sobre la dificultad del combate a las llamas.

Centenares de vecinos han sido evacuados de los barrios periféricos en los que se iniciaron las llamas, al igual que varias decenas de enfermos del hospital de los Marmeleiros, especialmente los que padecen de problemas respiratorios.

El aeropuerto de la turística Funchal, uno de los más transitados de Portugal, canceló o desvió una veintena de vuelos debido al fuerte viento que aviva las llamas.

Hoy mismo, la Policía Judicial (PJ) de Portugal anunció la detención de un pirómano relacionado con unos de los focos de incendio que tienen sitiada a Funchal.

Se trata de un joven de 24 años del que se sospecha que avivó un fuego en un bosque de Funchal.

En el Portugal continental, la Autoridad Nacional de Protección Civil (ANPC) informó, al comienzo de la tarde, de que continúan activos ocho grandes incendios, todos ellos en el norte.

Con un área forestal de unos tres millones de hectáreas, Portugal fue considerado el Estado de la Unión Europea (UE) más castigado por las llamas entre 2000 y 2010, con una superficie media quemada superior a la de países mucho mayores, como España.

Además de las altas temperaturas y el viento, la plantación de especies de árboles como los ignífugos eucaliptos han contribuido a que las llamas se propaguen con más voracidad.

La acción delictiva del hombre, sobre todo de pirómanos, es otro de los factores de peso para la proliferación de incendios.

En lo que va de año, la PJ ha detenido hasta a 24 sospechosos de provocar o avivar fuegos en Portugal.