Evo Morales, en jaque por letal ataque de mineros contra viceministro

Rodolfo Illanes era el negociador en un conflicto entre trabajadores del subsuelo y el Ejecutivo. Tres mineros murieron en las protestas.

La tarde del jueves fue la más letal que le tocó vivir al presidente Evo Morales en casi 10 años de gestión. Mineros cooperativistas secuestraron y asesinaron al viceministro de Régimen Interior y Policía, Rodolfo Illanes. Ayer, el Gobierno empezó la arremetida contra la Federación Nacional de Cooperativas Mineras (Fedecomin), ya se ha identificado a los presuntos responsables del crimen y, de momento, se vive una tensa calma.

El viceministro Rodolfo Illanes era una pieza clave del engranaje del Ejecutivo. El hombre de 63 años, nacido en una zona popular de la ciudad de La Paz, había asumido el rol de negociador en un conflicto que enfrentó a los trabajadores del subsuelo con el Ejecutivo. Éstos se oponen a una ley que permite la sindicalización de los cooperativistas; y, desde la semana pasada iniciaron un bloqueo en la localidad de Panduro, entre la ciudad de La Paz y Oruro, prácticamente en el eje troncal del país.

El jueves, la región fue una zona de combate. Hasta allí fueron unos 2.000 efectivos policiales y pretendían desbloquear la zona tomada por aproximadamente 6.000 mineros armados con dinamitas y piedras. Allí también llegó el viceministro, junto con su edecán. Ambos fueron detenidos.

Entre las 10.38 y 10.51 Illanes realizó tres llamadas desde su secuestro. Pidió tranquilidad a sus familiares y después pidió auxilio. Dijo, según el Twitter del Ministerio de Gobierno, que lo amenazaron con descuartizarlo.

El presidente de la Cooperativa 20 de Octubre de Siglo XX de Potosí, Josué Caricari amenazó con matarlo. Dijo a la red Erbol que tenían listos dos cajones, uno para él y otro para su edecán. Al final, los mineros cumplieron con su palabra, a medias. El edecán fue rescatado con vida y ayer se supo que él ofreció inmolarse para salvar a la autoridad.

Tres personas han muerto en menos de cinco días. Además del viceministro, tres mineros perecieron. Éstos, según estudios forenses fueron victimados con disparos de bala. Hay más, desde el jueves se habla de un tercer muerto en las filas mineras. Justamente estas bajas han disparado la animadversión de los cooperativistas contra la Policía

Más de 200 policías tienen baja médica, es que los cooperativistas no tuvieron piedad de los uniformados. “Una vez en el piso, me dieron con una piedra enorme en la cabeza y en mi pierna que está fracturada”, contó el cabo Juan Carlos Martínez al diario La Razón. Otro tiene la columna destrozada porque los cooperativistas saltaron sobre su espalda, una vez que éste cayó al piso.

Los mineros también se han quejado de abusos policiales. Y, ayer aumentó la “persecución” contra los dirigentes. El principal hombre de Fencomin Carlos Mamani fue aprehendido y hay al menos una decena de mineros detenidos. Además, el ministro de Defensa, Reymi Ferreira, anunció que se ha identificado a los responsables del asesinato del viceministro.

Ayer, mientras se velaba el cuerpo de Illanes, en Plaza Murillo, el operativo para encontrar a los 15 acusados de matar al Viceministro continuaba, hasta horas de la noche. Las carreteras quedaron expeditas y, de momento, hay una tensa calma.
 

Temas relacionados

 

últimas noticias

Inician proceso de cambio de gobierno en México

El futuro de Venezuela después de los drones

Viktor Orban, el nuevo amigo de Donald Trump