Exfuncionario del FBI fue condenado a dos años de cárcel por espiar a China

Se trata de Kun Shan Chun, quien trabajaba como técnico electrónico y es acusado de "facilitar informaciones sensibles, incluida la identidad y los itinerarios de viaje de un agente especial del FBI".

Un exempleado del Buró Federal de Investigaciones (FBI) de Estados Unidos fue condenado este viernes en Nueva York a dos años de cárcel por espiar para China, informaron fuentes oficiales. Se trata de Kun Shan Chun, originario del país asiático pero nacionalizado estadounidense en los años 80, quien fue detenido en marzo de 2016 pero se declaró culpable el pasado agosto.

El hombre trabajó desde 1997 hasta el momento de su arresto como técnico electrónico en el FBI, lo que le facilitó el acceso a información "sensible y en ocasiones clasificada", según las autoridades. En 2005, Chun entró en contacto con supuestos representantes de una empresa china, con los que mantuvo varios encuentros y a los que pasó información.

A través de ellos, además, fue presentado a un agente del Gobierno de Pekín, al que también facilitó informaciones sensibles, incluida la identidad y los itinerarios de viaje de un agente especial del FBI, según las autoridades. Finalmente, el FBI comenzó a investigarlo y en 2015 envió a un agente encubierto a reunirse con él, ante el que Chun se mostró dispuesto a ofrecer información no pública a socios en China, incluidas personas vinculadas al Gobierno del país.

El fiscal federal del distrito sur de Nueva York, Preet Bharara, recordó en un comunicado que Chun debía proteger y servir a EE.UU. y, en su lugar, "actuó como un agente secreto de China". Chun, quien también tendrá que pagar una multa de 10.000 dólares, se enfrentaba a una pena máxima de diez años de cárcel.

Temas relacionados

 

últimas noticias