Extrema derecha estaría detrás de asesinato de la diputada británica Jo Cox

La muerte de Cox trastornó al Reino Unido, una semana antes de la votación que define si se queda o no en la Unión Europea.

Referencia / Archivo AFP.

La policía británica informó este viernes que da prioridad a dos líneas de investigación en el asesinato de la diputada Jo Cox, la salud mental del sospechoso y su relación con la extrema derecha. (Lea: Suspendidos actos de campaña para votación del Brexit)

El historial mental del sospechoso y los presuntos "lazos con el extremismo de derecha" son "una línea prioritaria de investigación", dijo en un comunicado Dee Collins, comandante de policía de West Yorkshire.  (Lea: Conmoción en el Reino Unido)

La policía está recibiendo asistencia de una unidad antiterrorista, dijo Collins, aclarando que "no hay ningún indicio en este momento de que hubiera alguien más implicado en el ataque".

"De todos modos", añadió, "investigaremos cómo el sospechoso acabó en posesión de un arma ilegal".

Collins confirmó que la mujer fue apuñalada, además de tiroteada, tal y como dijeron los testigos del asesinado, sin que lo confirmase la policía. Cox fue asesinada el jueves cuando se dirigía a una reunión con sus votantes en Birstall, en su circunscripción del norte de Inglaterra.(Lea: Gobierno británico advierte aumento de impuestos y recortes si salen de la Unión Europea)

El sospechoso del asesinato fue identificado por la prensa como Thomas Mair, de 52 años, un hombre reservado y solitario que tuvo problemas mentales y que consumía propaganda de grupos neonazis de Sudáfrica y Estados Unidos. (Lea: Presunto asesino de diputada británica es descrito como "solitario y con problemas mentales")

Temas relacionados