Extrema derecha húngara acusa a Israel de querer dominar el mundo

Esto después de que el Embajador israelí criticara la entrega de un premio estatal a un periodista antisemita.

El presidente del partido de extrema derecha húngaro Jobbik, Gábor Vona./ EFE
El presidente del partido de extrema derecha húngaro Jobbik, Gábor Vona./ EFE

El presidente del partido de extrema derecha húngaro Jobbik, Gábor Vona, ha acusado este martes a Israel de tener la ambición de dominar el mundo y de arrogancia, después de que el Embajador israelí criticara la entrega de un premio estatal a un periodista antisemita.

"Considero detestables las ambiciones de un pueblo o nación de dominar el mundo. Las de los judíos también y en su comportamiento veo esta misma arrogancia", denunció a través de la red social Facebook el presidente del Jobbik, tercera fuerza en Hungría.

El embajador de Israel en Budapest, Ilan Mor, envió este lunes una carta abierta al Gobierno húngaro pidiendo que se retire la concesión del principal premio estatal de periodismo al presentador de televisión Ferenc Szaniszló, conocido por sus ideas antisemitas y racistas.

El líder del Jobbik ha respondido al embajador diciendo que él no es antisemita, pero que no tiene miedo de Israel, aunque un día lo exterminen "con un proyectil como a un perro" y que nunca será el "perro de Israel, como todos los otros partidos" húngaros.

El ministro de Recursos Humanos, Zoltan Balog, responsable del premio, reconoció que era "lamentable" la concesión y se justificó diciendo que no tenía conocimiento de la ideología del periodista y que ya no se le puede quitar el galardón.

El periodista condecorado usó en el pasado sus programas para debatir teorías de la conspiración antisemitas y para insultar a los gitanos, que ha llegado a calificar de "primates".

El Jobbik propuso el año pasado preparar una lista con los nombres de judíos miembros del Parlamento o del Gobierno, por considerarlos un "peligro nacional".

La comunidad hebrea de Hungría cuenta con unas 100.000 personas, que se concentran sobre todo en la capital Budapest.

Durante la Segunda Guerra Mundial, los nazis asesinaron a más de 400.000 judíos húngaros. 

Temas relacionados