Fallece obrero de Machu Picchu tras caer de precipicio a una altura de 35 metros

El obrero se accidentó al tomar un atajo para regresar a su lugar de trabajo donde perdió el equilibrio.

Un obrero de mantenimiento del santuario arqueológico de Machu Picchu falleció tras caer a un precipicio desde unos 35 metros de altura, en circunstancias que todavía son materia de investigación, informó un comunicado de la dirección desconcentrada de Cultura de Cuzco.

La víctima, de 56 años, se accidentó alrededor de las 08.45 hora local cuando tomó un atajo "ubicado en una zona de riesgo", de acuerdo al comunicado, para regresar a su lugar de trabajo, donde realizaba labores de conservación dentro del parque arqueológico.

El obrero perdió el equilibrio y falleció instantes después de la caída, según las referencias de otros miembros del personal de mantenimiento de Machu Picchu, recogidas en el comunicado de Cultura.

Sus compañeros de trabajo descendieron hasta el fondo del precipicio para tratar de auxiliarlo, pero procedieron a alertar a la Policía y a la Fiscalía del pueblo de Machu Picchu al constatar que el cuerpo ya se encontraba sin vida.

El trabajador fallecido realizaba limpieza y corte de vegetación en un sector aledaño al reloj solar de Machu Picchu y se accidentó cuando regresaba a ese punto para recoger los desechos generados de su actividad.
 

Temas relacionados