Falleció Valentina Maureira, la joven que le pedía al gobierno chileno autorizar su eutanasia

Un video en el que la joven solicitaba autorización para ser sometida a una eutanasia tuvo gran acogida en las redes sociales y abrió el debate en Chile respecto al procedimiento.

Valeria Maureira junto a la presidenta de Chile, Michelle Bachelet./AFP

Víctima de un deteriorado estado de salud, este jueves falleció Valentina Maureira, la joven de 14 años que padecía fibrosis quística y que pidió en un vídeo a la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, su autorización para morir y poner fin a su sufrimiento a través de la eutanasia.

La muerte de la joven fue confirmada por su padre, Fredy Maureira: "A las 13:25 horas mi hija partió. Hizo muchas cosas por los demás niños, niños que están muriendo y la bandera me la dejó muy alta", dijo su padre, a radio Cooperativa.

El caso de la menor, quien permanecía en el Hospital Clínico de la Universidad Católica de Santiago, reabrió en Chile el debate sobre la eutanasia, luego de que divulgara un video en el que pedía ser sometida a dicho procedimiento.

"Solicito hablar urgente con la presidenta, porque estoy cansada de vivir con esta enfermedad", sostenía en el video, compartido miles de veces en las redes sociales. "Ella puede autorizarme una inyección para quedarme dormida para siempre", agregaba.

Ante la solicitud, el Gobierno chileno se mostró dispuesto a prestar apoyo a la joven y su familia, recalcando que no podía autorizar la eutanasia médica porque no existe en la legislación actual.

De hecho, Bachelet respondió al pedido realizando una visita privada a la niña a finales de febrero en el centro hospitalario. 

El mensaje de Valentina causó un gran impacto en el país, que no dispone de una regulación sobre la eutanasia médica, y reabrió el debate sobre la posibilidad de que los enfermos terminales puedan decidir sobre su situación. 

El fallecimiento ocurrió la misma semana en que la Comisión de Salud del Senado despachó a la Sala con informe rechazado la ley que busca acoger la solicitud de muerte asistida a enfermos terminales.

La enfermedad de carácter hereditaria ya había causado la muerte a uno de sus hermanos a los seis años.