FAO reclama 20 millones de dólares para los campesinos de Nepal

Los campesinos afectados por el terremoto del pasado abril necesitan con urgencia el dinero para reanudar sus actividades.

Los campesinos afectados por el terremoto del pasado abril en Nepal necesitan con urgencia veinte millones de dólares (unos 17,6 millones de euros) para reanudar sus actividades, señaló la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

La seguridad alimentaria de un millón de personas está en riesgo, según la agencia con sede en Roma, que en un comunicado aseguró que hasta la fecha solo se ha recibido el 13 % de los 23,4 millones de dólares estimados en concepto de ayuda agrícola de emergencia dentro del llamamiento lanzado por la ONU para Nepal.

El terremoto y sus posteriores réplicas han afectado a las actividades agrícolas y, según una evaluación dirigida por la FAO, en los seis distritos más golpeados de Nepal la mitad de las familias rurales perdió casi todas sus cosechas almacenadas de arroz, maíz, trigo y mijo.

Aperos, huertas y fertilizantes fueron destruidos, los sistemas de riego sufrieron daños y alrededor del 16 % del ganado vacuno y el 36 % de las aves de corral se perdieron, subraya la nota.

"La agricultura es una prioridad básica debido a que dos tercios de los nepalíes dependen de ella para su sustento", dijo el representante de la organización en Nepal, Somsak Pipoppinyo.

Indicó que las semillas de arroz deben distribuirse de manera urgente antes de que comiencen las lluvias monzónicas, previstas para los próximos días.

Además de la necesidad de semillas y fertilizantes, también se requiere la reparación y el funcionamiento de los sistemas de regadío para la temporada de cultivos de invierno.

Por el momento la FAO, que ha recibido casi tres millones de dólares para ayuda de emergencia por parte de Bélgica, Italia y Noruega, ya ha distribuido 40.000 sacos de semillas de arroz, bolsas herméticas para almacenar cereal, sumplementos de piensos para animales y semillas de hortalizas.

El terremoto de abril, el de mayor intensidad en el país de los últimos 80 años, y sus réplicas causaron en Nepal 8.795 muertos, 22.310 heridos, más de medio millón de viviendas destruidas y pérdidas económicas por valor de unos 7.000 millones de dólares. 

Temas relacionados