FBI investiga ciberataque a cuenta de Twitter de Newsweek

Un grupo de piratería informática autodenominado El cibercalifato Estado Islámico reivindicó el ataque.

El Buró Federal de Investigaciones (FBI) está investigando el ataque informático registrado en la cuenta de Twitter de la revista Newsweek y reivindicado por un grupo afiliado al Estado Islámico (EI), indicó la Casa Blanca.

"Esta intrusión en particular es objeto de una investigación del FBI", dijo el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, en su conferencia de prensa diaria.

Según las primeras informaciones, el perfil de Newsweek en la red social Twitter fue tomado por la supuesta agrupación yihadista, que aludió a una "ciberyihad" contra Estados Unidos, publicó datos del Pentágono y deseó a la primera dama del país, Michelle Obama, "un San Valentín sangriento".

Un grupo de piratería informática autodenominado El cibercalifato Estado Islámico reivindicó el ataque y publicó un tuit en el que decían a Michelle Obama: "Te estamos vigilando a ti, a tus hijas y a tu marido".

Preguntado por si le preocupan las amenazas contra la familia del presidente estadounidense, Barack Obama, Earnest dijo no tener comentarios al respecto.

"Lo que puedo decir es que hemos visto una serie de incidentes de alto perfil en los últimos meses, en los que medios de comunicación y otras instituciones importantes han quedado en peligro, o al menos sus sistemas informáticos han quedado en peligro", añadió Earnest.

El portavoz no hizo comentarios sobre el ataque informático registrado también hoy en la cuenta de Facebook de la aerolínea estadounidense Delta, que por el momento no se ha atribuido ningún grupo y cuyo contenido no guarda relación con el de Newsweek.

Earnest consideró que el ciberataque a Newsweek "es un buen recordatorio de lo importante que es que el Congreso actúe respecto a la legislación sobre ciberseguridad que el presidente planteó el mes pasado" para "responder mejor a estos incidentes cuando ocurren".

En enero, Obama propuso al Congreso aprobar una ley que "aliente" al sector privado a compartir información sobre amenazas cibernéticas con el Gobierno, que a cambio proporcionaría protección legal a las empresas bajo ciertas condiciones.

Además, el proyecto de ley permite procesar judicialmente la venta de "botnets" (conjunto de robots informáticos usados por los piratas cibernéticos), la comercialización en el extranjero de información financiera robada en Estados Unidos, como números de tarjetas de crédito y otras actividades similares.

Obama también propuso la creación de un estándar nacional para informar a los consumidores en un máximo de 30 días cuando su información haya quedado comprometida por un ciberataque en la compañía que alberga sus datos.  

Temas relacionados
últimas noticias