Fin de pobreza extrema debe ser nuevo objetivo mundial para 2030: ONU

El informe está basado en los avances históricos de los Objetivos de Desarrollo del Milenio establecidos por la ONU en 2000 de cara a 2015.

AFP

Un grupo de alto nivel de la ONU encabezado por los líderes de Gran Bretaña, Indonesia y Liberia instó el jueves a Naciones Unidas a establecer el objetivo de erradicar en 2030 la pobreza extrema, a presentar un informe de desarrollo mundial.

El documento, entregado al secretario general de la ONU Ban Ki-moon, plantea una "nueva alianza mundial para erradicar la pobreza y transformar las economías a través del desarrollo sostenible" como metas post-2015, según un comunicado difundido en Nueva York.

"Este informe establece una hoja de ruta clara para erradicar la pobreza extrema para el año 2030. Necesitamos una nueva alianza mundial para terminar el trabajo de las Objetivos de Desarrollo del Milenio actuales", dijo el primer ministro británico, David Cameron, citado en el texto.

El grupo fue creado por Ban y está copresidido por Cameron, el presidente indonesio Susilo Bambang Yudhoyono y la presidenta liberiana Ellen Johnson Sirleaf.

El informe está basado en los avances históricos de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), establecidos por la ONU en 2000 de cara a 2015 en materia de lucha contra el hambre, enfermedades, analfabetismo, degradación del medio ambiente y discriminación de las mujeres.

En ese sentido, se destaca que en los últimos 13 años se ha visto "la reducción de pobreza más rápida en la historia de la humanidad", aunque aún hay "al menos 500 millones de personas que viven debajo del umbral" de 1,25 dólares diarios.

Por ello, los países ricos deberán consagrar el 0,7% de su Producto Interior Bruto (PIB) a la ayuda al desarrollo, reservando entre el 0,15 y el 0,20% a las naciones más pobres, y "reducir los flujos ilícitos de capitales y el fraude fiscal".

Los autores del informe se declaran además a favor de una "reducción considerable" de las subvenciones agrícolas y una mejora del acceso a los mercados para los productos de los países en vías de desarrollo.

En conjunto, la "hoja de ruta" para los objetivos post-2015 impulsa cinco grandes ejes y fue confeccionada luego de que el grupo se contactase con más de 5.000 grupos de la sociedad civil de 121 países.

"Después de 2015 debemos pasar de reducir la pobreza extrema a terminar con ella en todos sus aspectos", señala el texto al referirse a su primer eje.

"Debemos asegurarnos que a ninguna persona, independientemente de su origen étnico, género, posición geográfica, discapacidad, raza u otro estado, se le niegue las oportunidades económicas y derechos humanos básicos", agrega.

También se propone "poner el desarrollo sostenible como factor central" y "tomar acción ahora para retrasar el alarmante ritmo avanzado que lleva el cambio climático y la degradación ambiental".

Otros ejes son "transformar las economías para el progreso laboral y crecimiento inclusivo" y "reconocer la paz y el buen gobierno como el elemento central del bienestar".

Por último, se plantea "formar una alianza mundial nueva" basada en "un nuevo espíritu de solidaridad, cooperación y responsabilidad mutua".

Se espera que el secretario general de la ONU presente en septiembre a los estados miembro de Naciones Unidas su visión para la próxima agenda de desarrollo para el mundo.