Finaliza juicio contra James Holmes, acusado de asesinar 12 personas en cine de EE.UU.

Después de trece horas de discusión el jurado llegó a un veredicto que será hecho público en las próximas horas.

James Holmes. Foto: AFP

 El jurado del juicio contra James Holmes, acusado de matar hace tres años a 12 personas en un cine de Colorado (EE.UU.), alcanzó hoy un veredicto después de más de trece horas de discusión y en las próximas horas anunciará si será condenado a muerte o si debe ingresar en un centro psiquiátrico.

El magistrado Carlos Samour Jr. anunció que los 12 miembros del jurado habían llegado a una decisión y pidió a las partes y a los familiares de las víctimas regresar a la sala a las 16.00 horas (22.00 GMT) para conocer la suerte de Holmes, sobre quien pesan 165 cargos, 24 de ellos por asesinato, por lo que puede ser condenado a muerte.

Durante las 11 semanas de juicio, más de 250 testigos retrataron el horror y la angustia que sufrieron cuando Holmes irrumpió en una sala de cine en Aurora, a las afueras de la ciudad de Denver, durante el estreno de la película de Batman "The Dark Knight Rises" con una máscara de gas, guantes negros y cuatro armas.

Con un fusil de asalto, una escopeta y dos revólveres, Holmes llenó el cine de gas lacrimógeno y desató un tornado de disparos que convertieron la película en una pesadilla, hasta que unos siete minutos después la Policía consiguió detener al acusado fuera del cine.

En ese momento, según la Policía de Aurora, el acusado se identificó como el "Joker", el enemigo de Batman, y al quitarse el casco descubrió que tenía el pelo teñido de color rojo anaranjado.

Imitando lo que es un clásico en los cómics de Batman, Holmes convirtió su apartamento en una trampa mortal para quien se atreviera a entrar con un entramado de cables, detonadores y material explosivo, que hizo que los artificieros tardarán más de 24 horas en desarmar todo.

El jurado, que comenzó a deliberar el miércoles por la mañana, alcanzó su veredicto después de un duro juicio, marcado por los testimonios de más de 200 testigos, entre ellos la exnovia de Holmes, y la proyección de 1.500 fotografías y 24 horas de vídeo sobre lo vivido aquella noche en el cine.

Durante todo el proceso, la defensa argumentó que Holmes, exestudiante de posgrado de la Universidad de Colorado, no distinguía el bien del mal cuando la noche del 20 de julio de 2012 irrumpió en la sala de cine con cuatro armas dando muerte a 12 personas e hiriendo a otras 70.

Sin embargo, el martes, durante la exposición de sus argumentos finales, el fiscal del distrito George Brauchler mostró fotos de las víctimas y recriminó al acusado que disparara "indiscriminadamente" contra personas inocentes "cuando era perfectamente consciente de lo que hacía".

Frente a ello, el abogado defensor Daniel King retrató a Holmes, de 27 años, como una víctima de su propia esquizofrenia paranoide, que le hacía imposible controlar sus actos y, para dar forma a este retrato, el abogado mostró unas fotos de Holmes tomadas al comienzo del juicio en las que se le ve aturdido y con la mirada perdida.

El tiroteo abrió el debate sobre el control y venta de armas en EE.UU. e impulsó cambios legislativos en el estado de Colorado, que tras la matanza aprobó una de las legislaciones más restrictivas para supervisar los antecedentes de los compradores y restringir el número de balas de los cargadores.

Temas relacionados

 

últimas noticias