Fiscalía dice que soldado de EE.UU. detenido en México intentó huir del penal

El soldado fue detenido tras entrar a Tijuana, en un vehículo en el que portaba armas que México considera son de uso exclusivo del Ejército.

El soldado estadounidense Andrew Tahmooressi, detenido en abril por ingresar a México por la frontera norte con varias armas, intentó escapar dos veces del penal en el que fue recluido y mostró actitudes violentas, según informaron fuentes oficiales.

La fiscalía indicó en un comunicado, el primero que emite en torno a este caso, que en el momento de su internamiento en la prisión "manifestó una conducta violenta, intentó escapar en dos ocasiones y se autoinfligió daños físicos".

Por ello fue "recluido en el área de enfermería", dijo la institución, y añadió que desde su detención se han respetado "sus derechos fundamentales, incluido el debido proceso, su integridad personal y su derecho a la notificación y acceso consular".

El pasado 1 de abril este veterano de guerra fue detenido tras entrar a la ciudad de Tijuana, en el noroccidental estado de Baja California, en un vehículo en el que portaba armas, cartuchos y cargadores que las leyes mexicanas consideran de uso exclusivo del Ejército.

Según la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía), Tahmooressi no se identificó como miembro activo de las fuerzas armadas de EE.UU. en el momento del arresto, ni acreditó ante las autoridades aduanales contar con un permiso para importar las armas, así como para portarlas.

El organismo inició una investigación contra el reservista de la Infantería de Marina estadounidense por violaciones graves a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos y el 3 de abril fue presentado ante un juez e ingresado a un penal ubicado en La Mesa, Tijuana.

El 8 de abril un juez federal ordenó el inicio de un proceso en su contra y un mes después fue trasladado al Centro de Reinserción Social El Hongo No. 2 en Tecate, también en Baja California.

Durante su reclusión ha sido visitado en diversas ocasiones por funcionarios consulares de su país, así como por sus abogados, su pastor, su madre y el congresista estadounidense Matt Salmon, apuntó la fiscalía.

Recordó que en México el desconocimiento de la ley o los malentendidos sobre las consecuencias de violarla no eximen de responsabilidad y aseguró que en el punto donde el soldado fue detenido existen señales "claramente visibles" sobre la proximidad de la frontera y la prohibición de introducir armas.

Tahmooressi, condecorado por la guerra en Afganistán y quien sufre de síndrome de estrés postraumático, ingresó a Tijuana por el paso de San Diego, California, pero él alega que accidentalmente condujo su vehículo a través de la frontera.

Este soldado de 25 años, quien dejó el servicio activo en 2012, decidió cambiar de abogado defensor, por lo que las últimas audiencias programadas fueron pospuestas, sin que al momento se hayan fijado nuevas fechas para su desahogo.

En Estados Unidos se han realizado manifestaciones en favor de Tahmooressi y una petición al presidente Barack Obama para que exija a México que lo libere, petición que rebasó esta semana las 100.000 firmas requeridas para una respuesta oficial de la Casa Blanca.

Temas relacionados