¿Fracasó la oposición venezolana?

El presidente de Venezuela ve en el petróleo, cuyo precio según sus cálculos subirá a 70 dólares el barril antes de fin de año, una tabla de salvación para la crítica situación de su economía. Dice que sus contradictores políticos están más vencidos que nunca.

El líder opositor, Henrique Capriles, en el ensayo de recolección de firmas a favor del revocatorio que se realizó ayer en el país. / EFE
El líder opositor, Henrique Capriles, en el ensayo de recolección de firmas a favor del revocatorio que se realizó ayer en el país. / EFE

Nicolás Maduro anda cantando victoria. Luego de recibir un espaldarazo en el Congreso Mundial de la Energía, que se celebra en Estambul, a su propuesta de reducir la producción petrolera para elevar su precio, el presidente venezolano asegura que “ya pasó lo peor. 

Sus pronósticos pueden estar en lo correcto. Con la suma del presidente ruso, Vladimir Putin, a esta demanda, el precio del crudo tuvo un alza inmediata en su cotización. Aunque analistas dicen que el petróleo no llegará a los 70 dólares que anticipa Maduro, sino que apenas cerrará este año entre los 40 y 60 dólares.

Un aumento significativo si se tiene en cuenta que el precio del barril tocó un mínimo histórico de 27 dólares. “Esas son señales muy claras de que el nuevo consenso empieza a funcionar. Y eso va a dar estabilidad en el mercado, y va a permitir una recuperación de precios realistas”, dijo Maduro. Su gobierno, aunque hace apenas unos meses aseguraba que “Un gobierno revolucionario con poder económico como el que yo presido tiene planes para pasar cualquier situación así tiren los precios de petróleo a donde los tiren”, reconoce el problema que tenía con el bajo precio del crudo y pone todas sus esperanzas en la posibilidad del nuevo precio.

“La parte más difícil ya la pasamos. Y esto nos ha permitido definir un cuadro estratégico de la agenda económica bolivariana, con quince motores. La recuperación de los precios petroleros nos va a permitir inyectar un poco más de recursos en cada uno de los motores y en la recuperación de la economía”, dijo.

Y aprovechó la bonanza que al parecer se avecina con los precios del petróleo para decir que la oposición fracasó. Según él, “la oposición fracasó totalmente. El capital que acumularon los opositores en las elecciones del 6 de diciembre pasado lo perdieron, lo tiraron al cesto de la basura. No tienen ninguna credibilidad ni adentro ni afuera”.

El presidente, de acuerdo con analistas, está equivocado. “Aunque el referendo no se celebre, con las últimas marchas pidiendo el revocatorio, la oposición demostró que tiene capacidad para movilizar a buena parte de la población, cansada de la pésima gestión del gobierno de Maduro”, explicó Manuel Sánchez, analista de la Universidad Central de Venezuela.

Ronal Rodríguez, del Observatorio de Venezuela de la Universidad del Rosario, explicó a este diario que “lo que la oposición hizo fue poner en evidencia ante la comunidad internacional de un régimen que no respeta la Constitución”. Esto por el número de veces que aplazó la consulta y las trabas que puso al proceso.

“La oposición necesita mantener la presión sobre el objetivo central: el cumplimiento de los derechos constitucionales. Hoy el asunto no es de tamaño: la mayoría opositora es algo que ya se sabía. Es momento de usar la presión pacífica y la articulación que hoy comenzó. La clave está en entender cómo se mantiene”, escribió en una columna Luis Vicente León, analista venezolano.

Ayer justamente la oposición ensayó la recolección de millones de firmas que necesita para convocar a un referendo revocatorio contra el presidente Maduro, que emprenderá dentro de dos semanas con la meta de demostrar que una contundente mayoría quiere su salida del poder. La Mesa de Unidad Democrática (MUD) pretendía que el “firmazo” se convirtiera simbólicamente en una suerte de revocatorio contra Maduro. “Anular el referendo revocatorio sería como intentar desactivar una bomba de tiempo arrojándole una granada”, opinó León, presidente de la firma encuestadora Datanálisis. Según la firma Venebarómetro, siete de cada diez venezolanos quieren un cambio de gobierno y 76,4 % reprueban la gestión de Maduro. (Vea: “Firmazo” de opositores en Venezuela termina en fuertes enfrentamientos con chavistas)

 

últimas noticias