Francia condena a cadena perpetua al terrorista venezolano "Carlos El Chacal"

El tribunal lo consideró culpable de complicidad, no como autor material, en los cuatro atentados objeto del proceso.

AFP

La justicia francesa condenó en apelación al terrorista venezolano Ilich Ramírez Sánchez, "Carlos" a cadena perpetua por cuatro atentados mortales cometidos en Francia en 1982 y 1983, la misma pena que le impuso en diciembre de 2011.

La abogada de Carlos, Isabelle Coutant-Peyre, anunció que recurrirá ante el Tribunal Supremo la sentencia, que calificó de "política" e inducida por intereses estadounidenses, y denunció que Ramírez Sánchez "ha sido condenado de nuevo sobre rumores".

El Tribunal de Apelación de París también impuso a Ramírez Sánchez (63 años) un periodo mínimo de 18 años antes de poder solicitar cualquier beneficio penitenciario, como en primera instancia.

El tribunal lo consideró culpable de complicidad, no como autor material, en los cuatro atentados objeto de este proceso iniciado el pasado 13 de mayo en el que también estaba encausada la alemana Christa Frohlich, juzgada en ausencia porque no quiso arriesgarse a acudir desde su país, donde está a resguardo de la justicia gala.

Frohlich, que había sido absuelta en primera instancia, también fue absuelta por los diez jueces de la corte.

La Fiscalía había pedido para ella veinte años de condena por el atentado de la calle Marbeuf de París.

El fiscal Jean-François Ricard se esforzó en su requisitoria en subrayar la "gravedad excepcional de esos crímenes" con los que se intentó "aterrorizar" a Francia, así como la "extrema peligrosidad" de Ramírez Sánchez, que lleva casi 19 años entre rejas, así como la "inhumanidad total" que a su juicio ha demostrado, una vez más, durante las audiencias de las últimas seis semanas.

Los cuatro atentados causaron once muertos y cerca de dos centenares de heridos y, para la acusación, fueron la materialización de una "guerra privada contra Francia" desencadenada por Ramírez Sánchez en respuesta al arresto en París en febrero de 1982 de dos miembros de su grupo, incluida la que sería su esposa, Magdalena Kopp.

El primero de ellos, el 29 de marzo de ese mismo año, se perpetró con una bomba en el tren "Capitole" París-Toulouse, justo cuando se cumplía el plazo de 30 días fijado por el venezolano en una carta al entonces ministro francés del Interior, Gaston Deferre, en la que exigía la liberación de Kopp y de Bruno Breget, detenido con ella.

El segundo se produjo apenas tres semanas más tarde, el 22 de abril, el mismo día que comenzaba el juicio contra Kopp y Breget y también en París con un coche bomba colocado en una calle cerca de la avenida de los Campos Elíseos en la que tenía su sede un diario árabe que había sido objeto de un atentado fallido cuatro meses antes.

Los dos últimos estuvieron separados por apenas unos minutos y ocurrieron en la estación de ferrocarril de Marsella y en un tren que había salido de allí en la tarde del día de Nochevieja de 1983.

La sentencia del miércoles, que puede recurrirse ante el Tribunal Supremo, es la segunda condena a perpetuidad contra "Carlos" en Francia, donde está encarcelado desde que fue capturado en Sudán en agosto de 1994 en una operación de los servicios secretos.

La primera se dictó en 1997 por haber asesinado en París el 27 de junio de 1975 a dos agentes secretos franceses y a un confidente.

Los abogados del venezolano presumen que no será la última, ya que la justicia francesa tiene abierta una instrucción por otro atentado con una granada en una tienda del Barrio Latino de París el 15 de septiembre de 1974 en el que hubo dos muertos y una treintena de heridos en el que aparece implicado.

Temas relacionados

 

últimas noticias