Francia se moviliza en busca de los hermanos Kouachi, presuntos autores de tiroteo en ‘Charlie Hebdo’

El presidente François Hollande celebró na reunión de crisis con miembros de su Gobierno para hablar del ataque que reavivó el fantasma del yihadismo en Europa.

"Por qué?", se lee en un cartel durante una vigilia en la noche del miércoles en la céntrica plaza de Trafalgar en Londres (Reino Unido), en señal de rechazo al atentado perpetrado en la sede del semanario satírico francés "Charlie Hebdo" en la ciudad de París.EFE

 El dolor inundó las calles de Francia en la noche de este miércoles y la sombra de la muerte de doce personas enlutó a los parisinos. Un minuto de silencio se guardó en todo el país este jueves como homenaje a los fallecidos tras el atentado contra el semanario Charlie Hebdo. De su lado, el presidente francés, François Hollande, celebró este mismo día una reunión de crisis con los miembros de su Gobierno directamente implicados en la gestión del atentado, poco antes de recibir a su predecesor, el conservador Nicolas Sarkozy.

En la primera jornada de duelo en Francia no solo se movilizaron aquellos que salieron a manifestarse en contra de dichos actos de barbarie -que serían revindicados por islamistas a causa de las caricaturas satíricas publicadas por el diario en alusión a Mahoma-. También miles de agentes de las fuerzas del orden se encuentran con las alarmas encendidas para localizar a los supuestos autores de la masacre, identificados como los hermanos Chérif y Said Kouachi.

Horas después de que el tercer implicado, Mourad Hamyd, se entregara a la policía, el primer ministro francés, Manuel Valls, informó de la detención la pasada noche de varias personas y reveló que los hermanos Kouachi habían sido objeto de seguimiento por las fuerzas del orden.

"Los servicios (secretos) los conocían y por eso se los seguía", señaló Valls, aunque reconoció que Francia afronta "una amenaza terrorista sin precedentes" y que son "cientos" los individuos investigados por sus posibles vínculos con el terrorismo.

El jefe del Gobierno no quiso precisar si los dos sospechosos están localizados, pero aseguró que hay "miles" de agentes de las fuerzas del orden tras ellos. Por su parte fuentes cercanas al caso contaron a la agencia AFP que estos fueron vistos el jueves por la mañana en el norte de Francia, cuando iban a bordo de un coche Clio gris con armas de guerra.

La publicación de las fotografías de Chérif y Said Kouachi, de 34 y 32 años, respectivamente, debe facilitar la búsqueda de los dos sospechosos que "susceptibles de ir armados y son peligrosos", según la prefectura de París.

Según la web del diario "Metronews", Chérif Kouachi fue juzgado en 2005 por formar parte de una célula de envío de yihadistas a Irak, que habría reclutado a una decena de jóvenes para ir a combatir a ese país. Condenado entonces a tres años de prisión, la mitad de los cuales quedaron exentos de cumplimiento.

Valls no dio detalles sobre los arrestados en las últimas horas, que algunas fuentes cifraron entonces en siete, relacionadas con el entorno de los hermanos Kouachi, uno de los cuales, al parecer, perdió su carné de identidad en el carro con el que huyeron de la sede de Charlie Hebdo.

Lo que sí se sabe es que entre los arrestados figura Hamyd, el joven de 18 años que al saberse buscado se entregó en una comisaría de Charleville Mézières (noreste de París) en la noche del miércoles al ver, en las redes sociales, que su nombre aparecía implicado en el ataque.

Mientras la investigación avanza, se siguen sucediendo las muestras de solidaridad y el envío de condolencias por un ataque feroz contra la libertad de expresión, pues el semanario había publicado varias caricaturas sobre el profeta Mahoma.

Seis periódicos europeos (El País, Le Monde, The Guardian, Süddeutsche Zeitung, La Stampa y Gazeta Wyborcza) publicaron este jueves un editorial conjunto en defensa de los valores democráticos y en el que aseguran: "Seguiremos publicando".

También caricaturistas de todo el mundo han querido homenajear a sus colegas con emotivas viñetas que recogen la tristeza y la rabia por lo sucedido, mientras, el papa Francisco denunció la "crueldad humana" y pidió rezar por las víctimas de Charlie Hebdo.

"El atentado de ayer en París nos hace pensar en la mucha crueldad humana. En tanto terrorismo, tanto el aislado, como el de Estado", afirmó el pontífice, según Radio Vaticano.