'Francisco no es dado a los políticos'

Según el experto, Cristina Fernández debe estar feliz con la elección del papa argentino porque él era uno de sus más duros críticos.

El papa Francisco pagando la cuenta en la residencia Paulus VI tras terminar el cónclave. / AFP
El papa Francisco pagando la cuenta en la residencia Paulus VI tras terminar el cónclave. / AFP

Eric Frattini, autor del libro Los cuervos del Vaticano dice que la elección del cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio como papa fue una sorpresa, “aunque no debió haber sido porque fue el segundo candidato más votado en el cónclave de 2005. Incluso se apartó para permitir el nombramiento de Benedicto XVI”.

¿Cómo será el pontificado de Francisco?

La cuestión está en que los pontificados no pueden ser analizados como los gobiernos. Un pontificado sólo se puede analizar una vez el papa haya fallecido o renunciado. Aunque se aprecia a primera vista la absoluta humildad del nuevo papa. Incluso salió con una cruz de hierro que le regaló la gente humilde de Buenos Aires, tras una colecta que hicieron. Un indicativo de qué se puede esperar de su pontificado.

¿Qué se sabe de Bergoglio como cardenal?

Es un hombre influido por el cardenal Antonio Quarrancino, arzobispo de Buenos Aires entre 1990 y 1998, quien fue uno de los principales asesores de Juan XXIII en el Concilio Vaticano Segundo. También es un hombre extremamente dado al pueblo y poco dado a los políticos. Ha sido uno de los principales azotes del gobierno argentino, por eso la presidenta Cristina Fernández debe estar contenta.

¿Por qué?

Porque se lo quitó de encima. Ahora, como papa, Francisco estará preocupado con lo que se le viene: la maquinaria vaticana. Y no puede volver a cometer el error de Benedicto XVI de nombrar a un político como secretario de Estado. Si algo hemos aprendido los analistas del nombramiento del cardenal Ratzinger como papa fue que fuimos durísimos con él. Y ahora que se ha ido hemos analizado su pontificado, no desde el punto de vista político, sino teológico, y realmente ha sido un gran papa.

¿En qué cosas se refleja ese papado?

No solamente porque haya podido renunciar, una cuestión histórica. Creo que ha sido uno de los papas que más han luchado por el diálogo entre credos y facciones religiosas. Es el que más se ha acercado al islam y a los luteranos, por ejemplo.

¿Qué cree que está pensando el poderoso secretario de Estado Tarcisio Bertone?

Bertone estará pensando “me quedan dos minutos aquí”. No creo que lo ratifique como secretario de Estado, a pesar de que los papas casi siempre ratifican al último. Vamos a ver qué decide Francisco sobre quién será su secretario de Estado. Estamos esperando a ver a quién nombra en dicha posición, porque será quien marque la política del Vaticano, y no el mismo papa.

¿Qué cree que está pensando el papa emérito Benedicto XVI?

Me imagino que estará contento y recordando que en el cónclave de 2005 lo eligieron a él gracias a que el cardenal Bergoglio se hizo a un lado.

¿Le sorprendió la rapidez con la que salió la fumata blanca?

Yo había dicho que no iba a haber más de cinco votaciones. Y efectivamente, a la quinta salió elegido el cardenal Bergoglio.

¿Cree que el cardenal Bergoglio hizo algo de cabildeo?

Cuando los cardenales entraron en el cónclave después de las congregaciones (por cierto, la primera vez en la historia que hay 10 reuniones de precónclave), ya existía un bloque que iba a votar por él.

Un hombre tan humilde y tan del pueblo, ¿cómo lidiará con la “oscura maquinaria” del Vaticano?

Es una cosa que va a tener que enfrentar. Mucho más duro que la pérdida de católicos y la “descristianización” de Europa, entre otros problemas que tiene la Iglesia. Una cualidad significativa de la personalidad de los jesuitas es que son grandes soldados, y eso es algo positivo que traerá Bergoglio al pontificado para poder afrontar la batalla que lo espera.

Los periódicos argentinos ‘Clarín’ y ‘La Nación’ publicaron artículos que denunciaban la posición en contra del aborto y del matrimonio homosexual del cardenal Bergoglio. ¿Usted cree que esto se reflejará en su papado?

Es que no hay ningún cardenal de la Iglesia que esté a favor del aborto o del matrimonio homosexual. Estamos hablando de cardenales de la Iglesia católica. Bergoglio es un enemigo acérrimo de los anticonceptivos. Pero, por otro lado, es un cardenal que siendo arzobispo de Buenos Aires dijo que el preservativo era útil para evitar la transmisión de enfermedades en las Villas Miseria. Es el papa anticontraceptivos pero a favor del condón.

¿Le gusta el nuevo papa?

Lo diré cuando termine su pontificado. Por ahora, lo miro con buenos ojos porque es jesuita, y yo miro con grandes ojos de admiración a la Compañía de Jesús. Creo que Adolfo Nicolás, el líder de los jesuitas, siempre muy crítico con los papas y quien nunca se ha mordido la lengua, ahora lo va a hacer aún menos.