Fuerzas armadas y oposición sirias confirman alto el fuego

Las fuerzas armadas sirias anunciaron este jueves "un cese total de las operaciones militares" que entra en vigor en todo el territorio sirio desde la media noche.

La guerra causó hasta ahora más de 310.000 muertos y desplazó a la mitad de la población del país / AFP

Este alto el fuego, apadrinado por Rusia y Turquía, excluye sin embargo a los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI) y a los de Fateh al Sham (ex Frente al Nusra, rama siria de Al Qaida), según comunicado de prensa oficial de Sana. (Lea: ABC para entender por qué Alepo es la ciudad más golpeada por la guerra en Siria)

El alto el fuego había sido anunciado por el presidente ruso Vladimir Putin en Moscú, durante una reunión con los ministros rusos de Defensa y Relaciones Exteriores en el Kremlin. "Se firmaron tres documentos: el primero es entre el gobierno sirio y la oposición armada sobre el alto el fuego para el conjunto del territorio de Siria", señaló, precisando que el segundo versa sobre la puesta en marcha de medidas para controlar el respeto de la tregua y el tercero sobre la voluntad de las partes de iniciar negociaciones de paz.


La Coalición Nacional Siria (CNS), principal formación de oposición en el exilio, anunció poco después su apoyo al alto el fuego que tiene que empezar a aplicarse a medianoche en Siria: "La Coalición Nacional da su apoyo al acuerdo y llama a todas las partes a someterse a él", declaró su portavoz, Ahmad Ramadan.

Ramadan dijo que el acuerdo incluía a los poderosos grupos rebeldes Ahrar al Sham y Jaich al Islam, sin que responsables de esas dos influyentes organizaciones lo hayan confirmado. 


Varios acuerdos de alto el fuego, patrocinados por Rusia y Estados Unidos, fueron adoptados este año en Siria. El último, acordado en septiembre, no duró más de una semana. El alto el fuego que debe entrar en vigor al final del jueves, es el primero negociado por Rusia y Turquía sin la participación de Estados Unidos.


La guerra en Siria comenzó en 2011 tras la represión de una manifestaciones pacíficas que pedían reformas democráticas. El conflicto se hizo más complejo en el correr de los años con la injerencia de potencias extranjeras y de los grupos yihadistas Al Qaida y Estado Islámico (EI). La guerra causó hasta ahora más de 310.000 muertos y desplazó a la mitad de la población del país.