Fuerzas del régimen sirio se enfrentan a los rebeldes en Damasco

Rusia acusa a Occidente de "chantaje" por nueva resolución sobre Siria

Los enfrentamientos entre las fuerzas del régimen sirio y los rebeldes se intensificaron en el barrio de Kafr Susa, en el oeste de Damasco, mientras que el ejército bombardea el distrito de Al Tadamun, en el centro de la ciudad, según los grupos opositores.

Los Comités de Coordinación Local indicaron de que desde la pasada madrugada se registran choques en Kafr Susa entre los efectivos del régimen y los rebeldes del Ejército Libre Sirio (ELS).

La Comisión General de la Revolución Siria precisó que el ELS atacó un convoy con refuerzos de seguridad a la altura de Kafr Susa cuando se dirigía al barrio de Al Tadamun.

El convoy, compuesto por diez camiones militares con soldados y cuatro autobuses con miembros de los servicios de seguridad, se trasladaba por la carretera de circunvalación del sur, indicó la opositora red Sham.

La Comandancia Central del ELS dentro de Siria informó en un comunicado de la deserción de varios efectivos militares y de las fuerzas de seguridad, como el jefe de la Policía de Al Tadamun, coronel Mahmud al Bardan, y ocho agentes, durante los enfrentamientos.

Según los Comités, también hubo choques en la periferia de Damasco, en las zonas de Hameh y en Yobar, mientras que a Yalda llegaron refuerzos militares a la mezquita de Ummahat al Muminin, apoyados por vehículos blindados.

Por su parte, la televisión oficial siria anunció  la rendición de 35 personas que entregaron sus armas a las fuerzas gubernamentales y se comprometieron a no cometer actos de violencia en las inmediaciones de Damasco.

Estos sucesos no han podido ser verificados de forma independiente debido a las restricciones impuestas por las autoridades sirias a los periodistas para trabajar.

Mientras la violencia continúa en Siria, se espera que el mediador internacional Kofi Annan se reúna con el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, en su primera jornada de consultas en Moscú, para reanimar el plan de paz para el país árabe.

Mañana, martes, Annan se entrevistará con el presidente ruso, Vladímir Putin.

Así mismo, el escenario diplomático no genera mayores soluciones al conflicto sirio. Rusia acusó este lunes a las potencias occidentales de ejercer un "chantaje" para obligar a Moscú a aceptar las sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU contra el régimen de Damasco.

"Lo lamentamos mucho, pero vemos elementos de chantaje", declaró el ministro de Relaciones Exteriores ruso Serguei Lavrov, afirmando que las potencias occidentales conminaron a Rusia a aceptar las sanciones y que en caso contrario "se rehusarían a prolongar el mandato de la misión de observadores" en Siria.

"Estimamos que es una actitud absolutamente contraproducente y peligrosa", añadió.Las negociaciones la semana pasada en el Consejo de Seguriad de la ONU en torno a un proyecto de resolución sobre Siria se convirtieron en una pugna entre los occidentales y Rusia.