Futbolista nigeriano recorrió 103 kilómetros en bicicleta con un balón en la cabeza