Gadafi se quedaría solo

El lider libio rechazó la propuesta de los rebeldes para un alto el fuego.

La huida de Musa Kusa, ministro de Relaciones Exteriores de Libia, exdirector de los servicios de inteligencia y amigo del líder libio Muamar Gadafi, disparó los rumores. Según reveló la cadena Al Jazeera, reportes no confirmados señalan que más gente del círculo cercano del dictador estaría abandonándolo. Dice que un grupo de altos oficiales que había viajado a Túnez para dialogar decidió quedarse allá. Algunos periódicos árabes señalaron que Mohammad Abu Al Qassim Al Zawi, líder de los Comités Populares de Libia, equivalente al Parlamento, estaba entre los desertores. También mencionaron a un alto oficial del campo petrolero, Shokri Ghanem, quien días antes negó su huida del país a la agencia Reuters.

El corresponsal de la cadena catarí en Siria señaló que Abu Zayed Dordah, primer ministro libio (1990-1994) había sido mencionado como uno de los funcionarios de rango que habían abandonado al régimen libio. El periódico inglés The Independent informó en su edición del viernes que Londres mantiene contacto con diez importantes cargos libios para que sigan el ejemplo de Kusa. “Es mejor abandonar a Gadafi ahora que pueden”, manifestó el vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores francés.

Mientras el régimen se resquebraja, los hijos de Gadafi parecen haber entendido que la única salida es dejar el poder. Según reveló el periódico The Guardian la familia envió a un emisario de confianza a Londres para negociar su salida del país. Se trata de Mohammed Ismail, ayudante de Saif al Islam Gadafi, el segundo hijo del coronel que estudió en la London School of Economics. Ismail es nombrado en algunos cables de Wikileaks como uno de los artífices de contratos armamentísticos firmados por Trípoli con el Reino Unido.

Gadafi ya había planteado hace una semana las condiciones de su salida: no ser llevado ante el Tribunal Penal Internacional (TPI) por crímenes contra la humanidad y garantizar su salida del país con toda su familia. Sin embargo, la propuesta que le hicieron los rebeldes para un alto el fuego no le gustó a Gadafi quien aseguró que mantendrá sus tropas en el lugar donde están desplegadas.

La crisis árabe

Muertes en Siria

Al menos cinco personas murieron durante una nueva jornada de protestas en Damasco, la capital de Siria, según informó Al Jazeera. Según las versiones de prensa, las fuerzas de seguridad intentaron contener las manifestaciones disparando fuego real.

Saleh no renunciará

El presidente de Yemen, Ali Abdalá Saleh, de quien miles de opositores piden su renuncia desde hace más de un mes, aseguró que a pesar de las protestas no renunciará a su cargo y que está dispuesto a sacrificar “la sangre y el alma” para mantenerse en el poder.

Protestas en Ammán

Después de multitudinarias protestas contra el rey Abdalá II de Jordania, que piden por su renuncia, el levantamiento popular continuó en Ammán con un nuevo objetivo: lograr la deserción del primer ministro jordano, Maruf Bajit, a quien acusan de entorpecer las reformas constitucionales prometidas por el rey.

De vuelta en Tahrir

Como en los días que antecedieron la caída del expresidente egipcio Hosni Mubarak, la plaza Tahrir en El Cairo se llenó nuevamente de manifestantes. Los gritos estaban dirigidos al gobierno de facto al que le exigen castigar a todos los exfuncionarios cercanos a Mubarak por corrupción y enriquecimiento ilícito.

Condenas en Marruecos

La justicia marroquí condenó a cuatro años de cárcel a dos jóvenes acusados de haber instigado a las protestas que tuvieron lugar en Rabat el 20 de febrero y que tenían como fin derrocar al rey Mohamed VI. En semanas anteriores, cuatro hombres más habían sido sentenciados a prisión.

 

 

últimas noticias

El mundo en 2018: Lo que dejó el año que pasó

El mundo en 2018: el año de los populistas