George Bush cumplió promesa de saltar en paracaídas para festejar sus 90 años