Gobierno chileno declara duelo nacional por tragedia aérea

Los restos de los periodistas de TVN Roberto Bruce y Silvia Slier, y de Galia Díaz, funcionaria del Consejo Nacional de la Cultura, son velados en distintos lugares.

El Gobierno chileno resolvió el domingo declarar dos días de duelo nacional, a raíz de la muerte de los 21 ocupantes de un avión militar que cayó al mar el pasado viernes, en el archipiélago de Juan Fernández, según anunció el presidente Sebastián Piñera.

El duelo nacional se cumplirá el lunes y el martes, dijo Piñera en el grupo 10 de la Fuerza Aérea de Chile (FACH), donde asistió a la despedida de los restos del sargento de la FACH Erwin Núñez, una de las cuatro víctimas del accidente cuyos cadáveres han sido recuperados hasta el momento.

Los restos de Núñez, que fueron transportados a Santiago este sábado junto a los de las otras tres víctimas recuperadas, fueron embarcados hacia la ciudad de Antofagasta, donde vivía y serán sepultados.

Previamente, se ofició una misa en su memoria en una base de la FACH.

Los restos de las otras víctimas recuperados, los periodistas de TVN Roberto Bruce y Silvia Slier, y de Galia Díaz, funcionaria del Consejo Nacional de la Cultura, son velados en distintos lugares de Santiago y sus funerales tendrán lugar en las próximas horas.

El presidente Piñera, que antes de comunicar la declaración de duelo nacional habló con su ministro de Defensa, Andrés Allamand, quien está en Juan Fernández encabezando las tareas de búsqueda y rescate, reiteró también que se harán todos los esfuerzos posibles para dar con los cuerpos de los otros 17 ocupantes del avión.

"Haremos todos los esfuerzos humanamente posibles para encontrarlos a todos", aseguró el mandatario, que añadió que se trabaja con equipos de expertos de las Fuerzas Armadas y la mejor tecnología disponible.

"Esperamos que este esfuerzo rinda frutos y podamos encontrar los restos de las víctimas", subrayó Piñera, que reiteró "nuestra más profunda solidaridad y comprensión" a los familiares de las víctimas.

Ante una pregunta periodística, sin embargo, el gobernante admitió que "no podemos garantizar el 100 por ciento de éxito de la búsqueda".

También señaló que aún se desconocen las causas de la caída al mar del CASA C-212 y pidió "evitar especulaciones" al respecto.

En el archipiélago, en tanto, se mantiene la búsqueda del avión y de los 17 ocupantes que no han sido encontrados, mediante el despliegue de unos 600 efectivos de las Fuerzas Armadas, incluidos buzos tácticos y con apoyo de buques de la Armada, aviones, helicópteros y embarcaciones menores.

Los esfuerzos, según explicó Allamand, se han concentrado en un área de unos 20 kilómetros de largo frente a la costa sur de la isla Robinson Crusoe, principalmente en Bahía Villagra, donde se efectúa un barrido submarino a cargo del buque "Merino", que cuenta con avanzados equipos electrónicos.

Tanto el ministro Allamand como los jefes militares han manifestado su convicción de que las personas que siguen desaparecidas quedaron atrapadas en el avión, por lo que consideran clave encontrar el fuselaje de la aeronave.

El contralmirante Cristián de la Maza, jefe de la primera zona naval, afirmó hoy que "no tenemos fechas, más bien nos estamos fijando metas", en la tarea de búsqueda.

En el avión viajaban Felipe Camiroaga, uno de los más conocidos animadores de la televisión chilena, y el empresario y filántropo Felipe Cubillos, cuñado de Allamand.

Además viajaban un equipo de la red estatal de televisión TVN, en la que trabajaba Camiroaga, varios integrantes de la ONG "Desafío Levantemos Chile", así como funcionarios del Consejo de la Cultura y personal de la FACH.