Gobierno de Uruguay presenta proyectos para regular Uber y Airbnb

El gremio de los taxistas ha protestado en diversas ocasiones y ha reclamado que Uber se someta a los mismos requerimientos legales y normativos.

Referencia / Archivo EFE.

El Gobierno uruguayo remitió un proyecto de ley al Parlamento para regular la actividad de empresas que se basan en la contratación de servicios a través de plataformas informáticas, como Uber y Airbnb, que han despertado recelo de sus respectivos sectores en el país, informaron este martes fuentes oficiales.

El documento, firmado este lunes por el presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, y otras autoridades nacionales, señala que el objetivo principal es "evitar la desregulación en detrimento de consumidores y competidores".

En la exposición de motivos del presidente que precede a la relación de artículos del proyecto de ley, Vázquez reconoce "que el avance tecnológico y la utilización de los sistemas informáticos plantean fuertes desafíos al sistema jurídico y comprometen la efectividad del ejercicio de contralor del Estado".

No obstante, sostiene que "el proyecto procura proteger el interés general (...) sin caer en el prohibicionismo de lo nuevo o de lo desconocido", una actitud, que, indica, "negaría la evolución tecnológica de las sociedades".

Por ello, insiste, "se toma la postura de dotar de instrumentos de regulación y control eficientes, sin caer en la tentación prohibicionista", y que para ello la Constitución "consagra un amplio espacio para el desarrollo de actividades privadas (...) presidido por los principios de legalidad e igualdad ante la ley".

En su artículo 3, el proyecto de ley establece que "los servicios prestados por personas mediante el uso de sistemas informáticos (...) quedan sometidos a los controles, autorizaciones, permisos, licencias, registros, y otras regulaciones" establecidas para la actividad que desarrollan.

El documento remitido al Parlamento manifiesta su "concordancia con lo dispuesto en otras normas", como aquellas que tienen por finalidad "la defensa de los intereses del consumidor, el régimen tributario, la protección de datos personales y la normativa reguladora de la promoción y defensa de la competencia".

De igual forma, se indica que "las relaciones de trabajo que se constituyan para el conjunto de la prestación se regirán por las normas laborales y previsionales vigentes".

El debate sobre la aprobación de una legislación que regule servicios móviles y tecnológicos como Uber se intensificó en Uruguay a raíz del comienzo de actividades en Montevideo en noviembre de 2015 de esa compañía estadounidense, que pone en contacto a pasajeros y conductores privados mediante una aplicación digital.

El sector de los taxistas ha protestado en diversas ocasiones y ha reclamado que Uber se someta a los mismos requerimientos legales y normativos que el sector.

En respuesta, el Gobierno de Montevideo, junto con el Congreso de Intendentes, que agrupa a todas la autoridades departamentales (provinciales) del país, estudió el tema en diversas reuniones, mientras que un grupo de trabajo interministerial lo hizo a nivel de Gobierno nacional.

En lo que respecta a plataformas como Airbnb, que facilitan el contacto entre personas que buscan alojamiento y las que lo ofrecen y que supone uno de los más claros ejemplos de economía colaborativa en el sector, será uno de los temas a tratar los próximos 4 y 5 de abril en Montevideo durante una reunión de la Organización Mundial del Turismo (OMT).