Gobierno de Uruguay y oposición trabajarán juntos contra la violencia en el país

El presidente uruguayo entregó a representantes de la oposición un proyecto con el que se busca modificar marcos jurídicos y hacer un llamado público a trabajar en la violencia en el deporte, luego de los hechos de violencia en el Clásico uruguayo.

Archivo EFE

El secretario general del Partido Colorado de Uruguay (PC), Germán Cardoso, afirmó que el presidente del país, Tabaré Vázquez, con quien se reunió el lunes, manifestó estar "abierto" a convocar "en un futuro próximo" a los partidos de la oposición para trabajar contra la violencia en la sociedad.

Esta propuesta se produce apenas un día después de la violenta final del Campeonato Uruguayo, que enfrentó a Peñarol y Nacional, los equipos más populares del país, y que se saldó con 42 detenidos y cuatro policías con heridas leves en Montevideo.

En una reunión en la que Vázquez entregó al representantes de las bancadas parlamentarias de la oposición copia de cuatro proyectos de ley que serán enviados al Parlamento para su estudio, Cardoso se refirió a la violencia en el deporte haciendo alusión a los hechos "bochornosos y deplorables" del clásico de fútbol de este domingo.

En ese sentido, el líder del PC manifestó al presidente su voluntad de trabajar en todos los aspectos legales y modificativos que permitan encauzar los caminos para que no sucedan más estos hechos y si suceden que tengan "sanciones ejemplarizantes".

"Modificar los marcos jurídicos que haya que modificar y hacer un llamamiento público a trabajar particularmente en la violencia en el deporte. Y el presidente extendió que a partir de que nosotros realizamos este planteo, íbamos a ser convocados para trabajar en el marco de la violencia en general, que abarca este tipo de comportamientos en los campos deportivos", destacó Cardoso.

Medidas en un "primerísimo orden" como prohibir la venta de alcohol en esos espectáculos, la identificación de los violentos con los mecanismos tecnológicos para saber quién puede ingresar a un evento deportivo y quién no, fueron aspectos que el PC planteó.

"Nosotros manifestamos nuestra voluntad de trabajar en un proyecto y hacérselo llegar al Poder Ejecutivo", comentó Cardoso, quien demandó un pronunciamiento como "impostergable e imprescindible" un pronunciamiento del sistema político y de las instituciones como señal que necesita la sociedad uruguaya.

Vázquez, continuó, manifestó "estar abierto" a convocar a los partidos "en un futuro próximo" para trabajar en un tema como es el de la violencia y "abierto a recibir los planteos y proyectos que los diferentes partidos políticos a partir del trabajo y la elaboración con los técnicos le puedan aportar".

Además de Cardoso, por los partidos políticos con representación parlamentaria concurrieron Álvaro Delgado y Jorge Gandini del Partido Nacional; Pablo Mieres e Iván Posadas por el Partido Independiente y Eduardo Rubio por Asamblea Popular.

Los cuatro proyectos de ley entregados también a la bancada oficialista la semana pasada, refieren al marco regulatorio del gas natural comprimido; la creación de zonas económicas especiales que modifican la ley vigente de zonas francas.

También la ratificación de acuerdos de cooperación en materia de turismo firmado en 2013 con la República de Armenia y el acuerdo de asistencia jurídica mutua en asuntos penales con la República de El Salvador.

El Presidente Vázquez adelantó además que se están preparando otros proyectos de ley para elevar al Parlamento: uno vinculado al marco regulatorio de los juegos de azar y otro referido al cambio de naturaleza jurídica del Sirpa, entidad dependiente del Instituto Nacional del Niño y Adolescente del Uruguay (INAU).