Gobierno peruano mantiene meta de erradicar 30.000 hectáreas de hoja de coca

El año pasado, Perú erradicó 23.785 hectáreas de hoja de coca, con lo que superó la meta establecida de 22.000 hectáreas.

El Gobierno de Perú mantiene la meta de erradicar 30.000 hectáreas de cultivos ilícitos de hoja de coca durante este año, 5.000 de ellos en el Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem), una extensa zona selvática en el centro y sur del país, informó hoy el ministro del Interior, Walter Albán.

En declaraciones a la prensa extranjera acreditada en Lima, Albán señaló que se está haciendo "un ajuste" en la política de erradicación de los cultivos ilegales, tras el reciente reemplazo de Carmen Masías por Alberto Otárola en la dirección del organismo estatal de lucha contra las drogas Devida.

Un reporte entregado por el Ministerio del Interior señaló que entre enero y mayo de este año ya se logró la erradicación de 11.815,97 hectáreas de hoja de coca ilegal, lo que ha evitado que se produzcan 90 toneladas de cocaína.

El año pasado, Perú erradicó 23.785 hectáreas de hoja de coca, con lo que superó la meta establecida de 22.000 hectáreas.

Albán explicó que este año se plantea mantener la política de erradicación "pero con algunos ajustes, de acuerdo a la particularidad de cada territorio."

Reiteró, en ese sentido, que en el Vraem, donde se desplazan remanentes terroristas en alianza con el narcotráfico, "sí se va a erradicar", pero se tiene que tener "presente que hay ahí una situación muy compleja".

El ministro recordó que muchos de los campesinos del Vraem son muy pobres y tienen a la hoja de coca como única forma de obtener ingresos económicos, por que lo el Gobierno va a "trabajar intensamente en un plan de erradicación voluntaria" por cultivos alternativos.

"La idea es que se realice esta tarea de manera muy intensa y se pueda alcanzar la meta de 5.000 hectáreas erradicadas", remarcó.

Albán enfatizó que si la promoción de la erradicación voluntaria no es aceptada por los campesinos y no se alcanza la meta propuesta en la región se retomará la política de erradicación forzada.

El ministro también dijo que la Policía ha determinado las otras zonas del país donde se erradicarán las 25.000 hectáreas restantes y que también "se está pensando" en erradicar cultivos ilícitos en la zona de frontera con Bolivia y Brasil.

"Brasil está tan interesado como nosotros en pelear contra el narcotráfico", remarcó antes de reiterar que el objetivo del Gobierno es tener "una estrategia exitosa y no una única forma" de enfrentar este delito.

El general Vicente Romero, jefe de la Dirección Nacional Antidrogas (Dirandro) de la Policía Nacional, aseguró, por su parte, que en Perú "hasta la fecha no ha habido cárteles del narcotráfico".

"Lo que prospera en los últimos años son los clanes familiares", puntualizó antes de explicar que estos se subdividen las diversas etapas del narcotráfico, desde la producción, el acopio, el transporte y la comercialización.

Romero aclaró que la Policía sí ha determinado que "hay representantes de cárteles que vienen el país", entre los que mencionó a los mexicanos de Sinaloa y Los Zetas.

El ministro Albán también dijo que el presidente de Perú, Ollanta Humala, está "absolutamente comprometido" con la meta de erradicar a los remanentes del grupo terrorista Sendero Luminoso en el Vraem y recordó que esta agrupación "está comprometida" con el narcotráfico.

Señaló, en ese sentido, que se mantiene "la expectativa" de que en 2016 se pueda haber cumplido con la meta propuesta por Humala de eliminar al terrorismo en esa zona selvática.

Temas relacionados

 

últimas noticias