Gobierno Santos condena ataques a los yazidíes en Irak

La Cancillería insistió en que estas minorías, amenazadas por los extremistas del Estado Islámico, "necesitan con urgencia" ayuda humanitaria por parte de la ONU.

Según la Agencia Internacional de Migración el número de desplazados en Irak alcanza el millón de personas, el doble que las del año pasado debido principalmente a las acciones del grupo extremista Estado Islámico (EI). EFE

El Gobierno Nacional condenó este domingo los ataques a la comunidad de yazidíes y la persecución contra otros grupos en Irak perpetrados por fundamentalistas del Estado Islámico (EI) e instó a las Naciones Unidas a tomar acciones "para poner término a esta crisis humanitaria".

En un comunicado, la Cancillería señaló que el Gobierno de Colombia "condena los ataques a la comunidad yazidí, la violencia y la persecución contra otros grupos en Irak, perpetrados por el grupo fundamentalista y extremista denominado Estado Islámico de Irak y el Levante".

El mensaje añade que por esos ataques "un gran número de miembros de la comunidad yazidí ha sido desplazada, asesinada y secuestrada en el norte de Irak".

Los yazidíes son una minoría religiosa preislámica de etnia kurda que aúna elementos de las creencias monoteístas de hace siglos.

Colombia dice que esa población civil, las minorías étnicas y religiosas amenazadas "necesitan con urgencia" ayuda humanitaria por parte de Naciones Unidas y otras organizaciones.

Además, agrega el comunicado, "Colombia se solidariza con el sufrimiento de las familias" que huyen de los ataques de los yihadistas en el norte de Irak e "insta a Naciones Unidas a tomar las acciones a su alcance para poner término a esta crisis humanitaria".