Gobierno solo puede caer con una moción de censura: Berlusconi

Durante una intervención telefónica en un acto de su partido en Cuneo retransmitida en directo por televisión, defendió además la actuación de su Gobierno.

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, aseguró el dommingo que la única forma de que su Gobierno no agote la actual legislatura hasta 2013 sería la aprobación en el Parlamento de una moción de censura, algo que el mandatario excluye vista la "cohesión" de la mayoría que lo sostiene.

Durante una intervención telefónica en un acto de su partido en Cuneo (noroeste de Italia) retransmitida en directo por televisión, Berlusconi defendió además la actuación de su Gobierno ante las turbulencias de los mercados e insistió en la idea del "Estado policía" por el elevado número de escuchas telefónicas que se realizan durante las investigaciones judiciales.

"Cada día nos piden que demos un paso atrás. Estad tranquilos porque no podemos seguir los deseos de los medios de comunicación y de la oposición. No dimitiremos a no ser que haya una moción de censura, que yo excluyo. Seguiremos adelante con una mayoría cohesionada y sólida", comentó el primer ministro.

"No podemos dialogar con los comunistas", dijo, en referencia a la oposición de centro-izquierda, Berlusconi, quien anunció que esta semana su Gobierno abordará nuevas reformas estructurales para el crecimiento económico de Italia.

En este sentido, el jefe del Gobierno italiano habló de la necesidad de aprobar esas reformas "para recuperar la confianza de los ciudadanos", tras disponer el pasado agosto su segundo plan de ajuste del verano, exigido por el Banco Central Europeo (BCE) a cambio de la compra de su deuda en el mercado secundario.

"He tenido que disponer un plan de ajuste de 54.000 millones de euros contando solo con tres días y medio. Hemos hecho un milagro (...) En los tres años de nuestro Gobierno hemos efectuado una acción continua de saneamiento de las cuentas", comentó Berlusconi.

"Yo estoy absolutamente convencido de que dentro de un año y medio el PDL (Pueblo de la Libertad, su partido) se presentará con los papeles en regla para tener de parte de los ciudadanos de nuevo su confianza para gobernar", agregó.

La comparecencia telefónica de Berlusconi se produjo tras unos días en los que el primer ministro ha vuelto a estar en el ojo del huracán del escándalo en Italia con la publicación en los medios de algunas escuchas telefónicas con detalles sobre sus fiestas privadas con chicas, algunas de ellas prostitutas.

La presión de la oposición para que el primer ministro dimita ha aumentado después de que la prima de riesgo de la deuda italiana haya vuelto a aumentar y de que la agencia de medición de riesgos Standard & Poor's (S&P) haya rebajado la calificación crediticia de Italia.

El exaliado de Berlusconi y presidente de la Cámara de los Diputados, Gianfranco Fini, reprochó este domingo al primer ministro que se crea que está "por encima de la ley" y haber negado en reiteradas ocasiones la complicada situación económica de Italia.

"No es verdad que el Gobierno sea la causa de la situación económica actual, pero el primer ministro tiene una responsabilidad enorme por haberla negado. Si niegas todo lo que otros prevén y la previsión se cumple, no sabes qué hacer y esto molesta a los mercados. De ahí que Italia no sea creíble", comentó Fini, en una entrevista al canal de televisión Sky Tg24.

Además de Fini, líder del partido Futuro y Libertad para Italia (FLI), también compareció este domingo su socio del llamado "Tercer Polo" (la oposición de centro-derecha), Pier Ferdinando Casini, de la Unión de Democristianos de Centro (UDC), quien pidió la convocatoria de elecciones anticipadas.

Temas relacionados