Grandes potencias entran en último día de conversaciones sobre programa nuclear en Irán

El objetivo es cerrar un acuerdo definitivo que dé garantías de que Irán no pretende desarrollar un arma nuclear.

La jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton (c), y el ministro de Exteriores iraní, Mohamad Yavad Zarif (c-d), asisten a una jornada de negociaciones sobre el programa nuclear iraní celebrada en Austria./ EFE

 La negociaciones entre Irán y las grandes potencias del Grupo 5+1 entran este jueves en su tercer y último día en Viena, y está previsto que se ofrezca a la prensa la primera valoración de conjunto de esta ronda de contactos.

Ambas partes se han dado seis meses para lograr un acuerdo definitivo que cierre una década de tensiones por el programa nuclear de la República Islámica, y la cita de Viena ha sido presentada por todas las partes como un primer paso dentro de un proceso largo, difícil y que no dará resultados inmediatos.

Comenzará una breve sesión plenaria final, presidida por la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, respaldada por altos diplomáticos del G5+1 (Rusia, EE.UU., China, Reino Unido y Francia, más Alemania), mientras que por parte de Irán asistirá el ministro de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif.

Una vez concluidas las negociaciones, se prevé una comparecencia conjunta ante la prensa de Ashton y Zarif para presentar el resultado de los contactos, avanzó en su cuenta de Twitter Michael Mann, portavoz de la jefa de la diplomacia europea.

En las conversaciones en Viena las reuniones han estado más centradas en pactar la agenda de trabajo de los próximos meses que en discutir los asuntos más polémicos del programa nuclear iraní.

"Las conversaciones han sido hasta ahora sustanciales y útiles", declaró el miércoles Mann, y aunque recalcó que no podía referirse a detalles o avances concretos mientras continúen los contactos, señaló que reina "una buena atmósfera" y que las dos partes trabajan de forma "profesional y determinada".

En Viena también se produjeron numerosos encuentros bilaterales entre los que destacó uno de 80 minutos el martes entre Estados Unidos e Irán, dos países sin relaciones diplomáticas y que llevan décadas enfrentados.

"La conversación fue productiva y centrada principalmente en cómo deben continuar a partir de ahora las exhaustivas negociaciones", explicó una fuente diplomática estadounidense, que solicitó el anonimato.

La cumbre de Viena es la primera después de que el pasado noviembre el G5+1 e Irán pactaran un plan de acción de seis meses, durante el que Teherán se compromete a paralizar sus actividades nucleares más polémicas y las potencias a suspender algunas de las sanciones económicas impuestas al país asiático.

A largo plazo, el objetivo es cerrar un acuerdo definitivo que dé garantías de que Irán no pretende desarrollar un arma nuclear y que le asegure su derecho al uso pacífico de la energía atómica.

El Organismo Internacional de la Energía Atómica ha sido incapaz en más de diez años de inspecciones de garantizar que los esfuerzos atómicos iraníes son exclusivamente pacíficos.

últimas noticias