"Yo imito, no ridiculizo a los personajes": Hugo Patiño

hace 7 horas

Guantánamo: tres meses de hambre

El cierre de Guantánamo, una de las grandes promesas electorales de Barack Obama desde su primera campaña presidencial de 2008, no ha ocurrido.

Clive Stafford Smith, director de Reprieve. / EFE
Clive Stafford Smith, director de Reprieve. / EFE

Los prisioneros han denunciado que son víctimas de abusos como requisas de sus coranes y confiscaciones de sus fotos familiares, por eso iniciaron una huelga de hambre que cumple tres meses y empieza a llamar la atención mundial.

Clive Stafford Smith es el director de Reprieve, una organización que representa a medio centenar de prisioneros de la base militar estadounidense en suelo cubano. En conversación con El Espectador, Stafford asegura que la situación de derechos humanos en el penal es tan preocupante como hace una década y que Washington no tiene muchas intenciones por solucionarlo.

¿Cuál es la situación actual de los prisioneros de Guantánamo que usted representa?

A casi todos nuestros prisioneros se les ha aprobado su liberación y, por lo tanto, no debe sorprender que estén profundamente deprimidos por seguir allí (en Guantánamo), algunos durante más de ocho años. Cuando EE.UU. se indigna porque hay quienes llaman “gulag” a Guantánamo, se debe recordar que ninguno de los gulags soviéticos tenía al 52% de sus prisioneros (actualmente son 86 de 166) con liberación aprobada, pero todavía allí.

¿Cuál es el objetivo de esta huelga de hambre?

Originalmente era protestar contra la última ronda de los abusos de siempre; especialmente los abusos por parte de los guardias contra el sagrado Corán. Ahora se ha transformado en una exigencia para que a quienes les ha sido aprobada la liberación, sean liberados, y que a quienes no se les ha aprobado reciban un juicio justo.

¿Cómo ha cambiado la situación de Guantánamo bajo el gobierno de Obama?

Desafortunadamente, otra vez es “Miller time” en Guantánamo, un término usado por los prisioneros para describir los terribles abusos por parte del general Miller durante 2002 y 2003. Miller fue el hombre detrás de la prisión de Abu Ghraib, donde dijo que iba a “guantanamizar” el tratamiento de los prisioneros.

¿Cuál es la posible solución a esta huelga de hambre?

Si Estados Unidos respetara los derechos humanos básicos y las convenciones de Génova, esto ya estaría resuelto. Desafortunadamente, el país que más fuertemente propugna los derechos humanos, no está dispuesto a respetarlos.

Temas relacionados