Guatemala destruye plantaciones de amapola y marihuana en frontera con México

Las 128 hectáreas alcanzan, en el mercado internacional de las drogas, un valor de hasta 168 millones de dólares.

Agentes de la unidad antidrogas de la Policía Nacional de Guatemala destruyeron en el oeste del país, en los municipios fronterizos con México, 128 hectáreas de plantaciones de amapola, materia prima de la heroína, y 2,4 hectáreas de plantas de marihuana, informaron hoy fuentes oficiales.

El ministro guatemalteco del Interior, Mauricio López Bonilla, dijo a los periodistas que los operativos de ubicación y destrucción de las plantaciones se realizaron a lo largo de la semana con el apoyo de soldados y fiscales.

Las plantaciones destruidas se encontraban sembradas en terrenos comunales de los municipios de Tajumulco, Ixchiguán y Sibinal, del departamento de San Marcos, fronterizos con México, a unos 290 kilómetros al oeste de la capital guatemalteca.

Según López Bonilla, las plantaciones destruidas alcanzan, en el mercado internacional de las drogas, un valor de hasta 168 millones de dólares.

"Familias enteras de campesinos pobres se dedican al cultivo de estas plantas en esta región del país. Este es un problema sociocultural y económico", explicó el ministro.

Según las autoridades, narcotraficantes mexicanos obligan a los campesinos pobres que habitan las zonas fronterizas a dedicar sus tierras al cultivo de amapola y marihuana, que una vez cosechadas son trasladadas a México en donde la procesan para luego enviar a Estados Unidos.

López Bonilla dijo que durante los operativos de erradicación y destrucción de las plantaciones no se registraron detenciones, pero que "es conocido" que los campesinos de esas comunidades son los responsables de las mismas.

"Esta práctica se inició hace unos 35 años y ahora le estamos poniendo atención al aspecto sociocultural. Aquí es posible cultivar trigo, papa y habas", señaló López Bonilla.

En lo que va de este año las fuerzas de seguridad han destruido plantaciones de amapola cultivas en 2.558 hectáreas, valoradas en unos 3.200 millones de dólares.  

Temas relacionados