Iván Duque: así fue su histórico triunfo en las elecciones presidenciales

hace 45 mins

'La guerra económica en Venezuela es una fantasía'

Para el experto Luis Mata Mollejas, las medidas que toma Nicolás Maduro contra los comerciantes traerán más desabastecimiento, inflación e insatisfacción.

Por orden del presidente Nicolás Maduro, algunos comercios de Venezuela bajaron los precios hasta en un 50%. Los ciudadanos acuden en masa a comprar electrodomésticos y repuestos de autos. / EFE

Después de la muerte de Hugo Chávez, en marzo pasado, el presidente de la Academia Nacional de Ciencias Económicas, Luis Mata Mollejas, explicaba en una entrevista con este diario que la crisis económica de Venezuela venía agravándose desde que el difunto presidente castigó al sector productivo nacional en 2002 y los empresarios salieron del país. Debido a esa lucha contra los privados, hoy Venezuela prácticamente sólo produce petróleo e importa casi el 95% de lo que consume.

La campaña que el actual presidente, Nicolás Maduro, realiza contra los comerciantes plantea un escenario similar, cuyo efecto principal será, según Mata Mollejas, un mayor debilitamiento del aparato productivo nacional y de la insatisfacción social.

Maduro ha tenido que hacer frente al problema económico del país: una inflación del 54% anual (la mayor de Latinoamérica), el desabastecimiento de productos básicos, una caída de las reservas y la cotización del dólar en el mercado paralelo nueve veces por encima del cambio oficial.

Con la Ley Habilitante que aprobó la Asamblea Nacional, la cual le permite legislar durante un año sin control parlamentario, el presidente dictará una ley de costos, ganancia y protección de precios justos, y otra que establece nuevos órganos para la administración de divisas con el fin de garantizar el control de los dólares oficiales destinados a financiar las importaciones y la promoción de las exportaciones. ¿Será suficiente para aliviar la crisis económica de la potencia petrolera? Mata Mollejas habla de nuevo con El Espectador.

En los últimos días, Maduro ordenó una drástica reducción de los precios en establecimientos de electrodomésticos y repuestos de carros para que la gente pudiera comprar...

Todos los controles de precios son una invención de la Edad Media. El mundo moderno se mueve con las ganancias que produzca la actividad económica. El propósito que tiene esa invención es golpear la actividad privada. La consecuencia inmediata es que se vacíen los anaqueles. En términos más técnicos: los inventarios disminuirán y no será posible reponerlos, porque ninguna empresa privada va a reponer inventarios a costos que no conoce y que generalmente van a ser crecientes en el caso de Venezuela, para venderlos con pérdida.

Es decir, ¿no es la solución para acabar con la inflación y el desabastecimiento?

No es la solución. El efecto que está previsto es, en términos muy coloquiales, hambre para mañana. La solución sería hacer crecer el aparato productivo nacional, pero si hay control de precios y control de la taza de ganancia, resulta que no hay incentivos para producir.

Maduro va a establecer controles para evitar la especulación con el dólar oficial. ¿Por qué las divisas son una fuente de corrupción en Venezuela?

Un país exportador de un rubro con buenos precios a nivel internacional, como el petróleo, debería tener garantizadas unas entradas suficientes de divisas. Pero esas entradas no están garantizadas, puesto que la comercialización del petróleo se está haciendo con subsidios para ciertos países amigos de la política exterior del actual régimen. Debido a esos subsidios, no se reciben todos los dólares de la exportación que se hace, y además los precios convenidos son mucho más bajos que los del mercado internacional. Hay escasez de divisas provocada por las acciones del Gobierno.

Las divisas que deberían ingresar no ingresan, por lo menos no al Banco Central. Si no ingresan las divisas y el país está sometido a esa política de controles de precios y destrucción del aparato productivo, en consecuencia, la presión sobre las importaciones es muy elevada. Hay mucho deseo de tener divisas para procurarse los bienes y los servicios en el exterior. Si aparecen divisas en el mercado negro, los únicos proveedores de esas divisas son personas relacionadas con quien las pueden recibir, que es el aparato gubernamental.

¿La propuesta de Maduro no es regular la especulación con esas divisas?

El único control efectivo para la corrupción es que el Gobierno tuviese control de los corruptos dentro de sí mismo, porque es a ellos a quienes llegan las divisas. Pero el Gobierno dice que no es así; quiere una ley para aplicarla a otras cosas que ellos llaman corrupción.

¿Entonces a qué llaman “guerra económica”?

Es una excusa para cercar a sus disidentes. ¿Qué guerra económica puede haber cuando el empresario no puede producir porque está cercado por el Gobierno, las divisas están controladas por el Gobierno y las suministra el Gobierno? Eso es una fantasía gubernamental para explicar, ante los ojos de los inocentes del país y del mundo, que supuestamente hay intereses en contra del interés nacional.

¿Qué efectos van a tener las medidas que está tomando Maduro?

Van a aumentar la insatisfacción general del país porque habrá más desabastecimiento en los próximos meses, aunque haya una aparente satisfacción para la gente que ahora puede comprar los electrodomésticos. Por cierto, tenemos noticias de que muchas personas están comprando esos aparatos que no necesitan para exportarlos a países vecinos.

[email protected]

 

Temas relacionados
últimas noticias