Guerra vuelve a la Franja de Gaza tras expirar la tregua

La ONU ha revelado que un total de 1.869 palestinos han muerto desde el inicio dela ofensiva israelí, Margen Protector.

EFE

 Israel reanudó este viernes su ofensiva militar contra la Franja de Gaza tras el lanzamiento de cohetes contra su territorio, poco después del fin de una tregua que Israel y los palestinos no se pusieron de acuerdo en prorrogar.

"Esta mañana, tras la reanudación del lanzamiento de cohetes contra Israel, las fuerzas armadas atacaron sitios terroristas en la Franja de Gaza", indicó el ejército en un comunicado, aunque aseguró que de momento no han desplegado tropas. El saldo de dichos ataques fue un menor palestino murió y otros cuatro adultos heridos, según informó un portavoz del Miniserio de Salud en Gaza.

Por su parte el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, había ordenado poco antes responder "contundentemente" a los nuevos ataques del movimiento islamista palestino Hamas. Miles de gazatíes comenzaron a huir a primera hora del viernes de sus casas del este de la ciudad de Gaza ante el temor de nuevos bombardeos israelíes en represalia por el lanzamiento de cohetes, indicó un periodista en el lugar y varios testigos.

Las diferencias sobre el levantamiento del bloqueo que Israel impuso a la franja de Gaza en 2006 impidieron que las partes se pongan de acuerdo para un alto el fuego permanente en la zona. Mientras tanto, la ONU ha revelado que un total de 1.869 palestinos han muerto desde el 8 de julio pasado como consecuencia de la ofensiva armada de Israel.


Sobre esta cifra 1.380 personas son civiles y el 60 por ciento niños. De los fallecidos, la organización internacional considera que sólo 217 pertenecían a grupos armados, tal como precisó el portavoz en Ginebra de la Oficina de Ayuda Humanitaria de la ONU, Jens Laerke.

Así mismo el número de niños que han muerto en la actual ofensiva militar de Israel contra Gaza supera ya, con 447 menores asesinados, a los que fallecieron en los dos anteriores conflictos juntos.

Las edades de estas víctimas han sido desde los 10 hasta los diecisiete años, tal como indicó Christopher Tidey, portavoz del UNICEF, la agencia de las Naciones Unidas dedicada a la protección de la infancia. "Lamentablemente, los niños que han sido víctimas (mortales) exceden al número combinado de los asesinados en los dos conflictos previos en Gaza, que fueron 350 entre 2008 y 2009, y 35 en 2012", precisó.

Aunque en las 72 horas que duró el alto el fuego no se registraron muertos entre menores de edad, el número de víctimas entre ellos aumenta al ser rescatados de los escombros de las viviendas destruidas, explicó.