“Guterres es un feminista en potencia”: María Emma Mejía

Desde hace año y medio, la embajadora colombiana en la ONU, María Emma Mejía, decidió crear un grupo para promover la participación de la mujer en el organismo multilateral. Con el próximo Secretario General, António Guterres, cree que vienen buenos tiempos para el género femenino dentro de la organización.

La embajadora colombiana en la ONU, María Emma Mejía, inauguró la exposición sobre las mujeres. El secretario saliente, Ban Ki-moon, y el entrante, António Guterres, la acompañaron.
La embajadora colombiana en la ONU, María Emma Mejía, inauguró la exposición sobre las mujeres. El secretario saliente, Ban Ki-moon, y el entrante, António Guterres, la acompañaron. Archivo Particular

Este año fue clave para las mujeres en la Organización de Naciones Unidas. Si bien no lograron llegar a la Secretaría General, cargo que ocupará a partir del 1° de enero António Guterres, por primera vez en 71 años de historia muchas presentaron sus nombres para competir por la posición de más importancia dentro de la organización. Esa participación histórica tiene nombre propio: la embajadora colombiana María Emma Mejía, quien al ver la disparidad de género dentro de la ONU decidió crear un grupo para promover una candidatura femenina a la Secretaría General y luego el grupo mutó para promover la equidad de género dentro del organismo multilateral. Su iniciativa, que comenzó en mayo de 2015, recibió el respaldo de 76 estados miembros que hoy siguen trabajando para lograr que las mujeres tengan mayor protagonismo dentro de Naciones Unidas.

Según datos de la ONU, las mujeres representan sólo un 34,8 % del total de empleados de la organización. Su presencia es aún más limitada en los escalafones más altos, pues de los 134 puestos con rango de secretario general adjunto, únicamente 34 están ocupados por mujeres. En entrevista con este diario, la embajadora Mejía reconoce que cambiar años de disparidad no será fácil, pero cree que Guterres será clave para la misión.

Para apoyar su tarea, Mejía inauguró la exposición HeRstory: A Celebration of Leading Women in the United Nations, en la cual se resalta el rol de la mujer en el sistema de las Naciones Unidas. La exposición irá hasta el 23 de diciembre y se prevé que se exhiba de nuevo del 13 al 24 de marzo de 2017 en diferentes lugares del mundo donde la ONU tenga sede.

¿De dónde surge la iniciativa de Grupo de Amigos en favor de la Equidad de Género?

Esto empezó hace un año y medio, cuando se me ocurrió que era hora de postular mujeres para suceder al secretario Ban Ki-moon. Ya se venía viendo mucho movimiento afuera de la organización: sociedad civil, academia, grupos sociales, ONG, para que una mujer llegara al más alto cargo de la ONU, pero adentro no existían esa movilización y esa conciencia. Comencé a hacer algunas consultas y se creó el grupo con 12 países, luego fuimos 55 y finalmente 76 estados los que batallamos para que varias mujeres presentaran su candidatura.

Siete mujeres presentaron sus nombres para la Secretaría General. ¿Un número récord?

Sí, fue algo histórico en 71 años de la organización. Logramos que de los 13 candidatos que se presentaron, siete fueran mujeres. América Latina tuvo dos candidatas muy fuertes: Susana Malcorra, actual canciller argentina, y Cristina Figueres, de Costa Rica.

¿Por qué, si Colombia lideró la iniciativa, no presentó candidata?

Se esperaba que la canciller María Ángela Holguín se postulara, pero era una decisión muy personal. Muchos pensaron que ella lo haría y que sería el momento de Colombia. Sin embargo, decidió no hacerlo.

Finalmente ganó António Guterres, ¿qué puede hacer él por las mujeres?

Lo importante es que los estados se animaron a presentar mujeres para el cargo, cuya elección fue un proceso abierto y de méritos. Guterres siempre quedó en primer lugar en todas las “pruebas” que se hicieron, sin duda, el más preparado para el cargo: habla cinco idiomas, estuvo al frente de Acnur, fue primer ministro de Portugal… Pero lo mejor es que Guterres es un feminista en potencia, por eso el grupo ahora va a aprovechar el momento para promover la equidad de género dentro de los cargos de la organización. Él se comprometió a reducir la disparidad y prometió que en su mandato, de cinco años, tratará de igualar los cargos. La ONU tiene cerca de 80.000 puestos en el mundo, 134 cargos altos, de los cuales apenas 34 son ocupados por mujeres.

Apenas 75 estados miembros, de los 193, se han sumado a la iniciativa. ¿Cuáles son los obstáculos ?

Es que en el tema de la elección del secretario general se suponía que Europa del Este tendría el candidato ganador, entonces muchos países no apoyaban a una mujer. Sin embargo, el crecimiento del grupo ha sido rápido, y con el compromiso de António Guterres creo que el tema recibirá cada vez más respaldo.

¿Qué país es ejemplo en equidad de género?

Los nórdicos son los principales, pero también me gusta Canadá. Cuando Justin Trudeau (2015) ganó la presidencia canadiense, instaló la paridad en el gabinete. En Naciones Unidas hemos debido llegar a esto en el 2000. Van 16 años de retraso.

Usted es diplomática y mujer. ¿Es muy difícil abrirse campo?

Creo que lo que pasa acá en la ONU es que hay una burocracia muy vieja. De alguna forma se quedaron rezagados, pero lo que ha traído el Grupo es la introducción de un código de conducta, es decir, si se programa un panel, que siempre haya una mujer; si hay una exposición, que ellas tengan participación; si hay cargos, que haya candidatas. Ya es hora de que las mujeres sean parte clave de toda la organización. Es increíble, por ejemplo, que apenas hace dos años, en 2014, el secretario general, Ban Ki-moon nombró a la general de división Kristin Lund para dirigir la fuerza de la Misión de Mantenimiento de la Paz de la ONU en Chipre (UNFICYP). Era la primera vez que esto pasaba.

¿Hay una mujer que haya dejado un sello en Naciones Unidas?

Eleanor Rooosevelt, esposa del presidente de EE. UU. Franklin Delano Roosevelt, fue la primera mujer que encabezó una delegación en Nueva York. Ella era la delegada de EE. UU. y fue la que presentó el texto (en español) de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Colaboró estrechamente en la redacción de la Declaración en 1948. Una primera dama con una agenda de derechos humanos que fue muy impactante. Estados Unidos es el país que más embajadoras ha tenido acá, eso lo vemos en la exposición HeRstory: A Celebration of Leading Women in the United Nations, que resalta el papel fundamental de las mujeres. Desde la Conferencia de San Francisco en 1945, donde sólo cuatro mujeres, de un total de 160 delegados, suscribieron la Carta de las Naciones Unidas, han estado presentes en cada punto de inflexión de las Naciones Unidas.

¿Se postularía a la Secretaría General?

Yo diría que Guterres tiene cinco años que arrancan el 1° de enero de 2017 y muy probablemente será reelegido. Serán diez años de un hombre al frente de la ONU, más o menos hasta 2026… En esa época ya les corresponderá a otras generaciones hacer el relevo.