Hackers del ejército chino apuntan a la industria espacial occidental

Fue lanzada una campaña de pirateo informático para interceptar las comunicaciones de los satélites occidentales.

Una unidad del ejército chino lanzó una campaña de pirateo informático para interceptar las comunicaciones de los satélites occidentales y apropiarse de los secretos de su industria espacial, afirmó el martes una empresa de seguridad informática de Estados Unidos.

Esta ofensiva tuvo lugar tras la inculpación por Washington, en mayo, de cinco militares chinos por "piratería informática" y "espionaje económico", precisó Crowdstrike.

Esta unidad, basada en Shanghai (este de China), representa un "grupo enemigo" que opera al menos desde 2007 por medio de correos electrónicos que envía a la mensajería Microsoft Outlook, al programa Adobe Reader y otros a partir de una dirección aparentemente inofensiva, por ejemplo [email protected]

Los mensajes contienen falsas invitaciones, con el fin de que, por desaprensión, los usuarios lo cliquen, permitiendo a a los piratas acceder al contenido de su computadora.

Un adjunto enviado al centro espacial de Toulouse, al sudoeste de Francia, publicitaba un curso de yoga "según un método universal para conocerse mejor (...) y conocer el universo y los dioses, como lo aconsejaba Sócrates!".

Para los militares chinos se trata de "obtener secretos económicos o patentes relacionadas con tecnologías del sector de defensa" con el fin de "vigilar el espacio, detectar e interceptar las comunicaciones vía satélite".

Crowdstrike logró, a partir de esas falsas direcciones de correos electrónicos, acceder al blog de un hombre de 35 años llamado Chen Ping, que afirma trabajar para "el ejército/la policía" y que publica en su blog fotografías aparentemente suyas en las que aparece participando en ejercicios militares o en uniforme, celebrando alegremente un aniversario.

La empresa conectó sus actividades con la unidad china 61486, localizada en un edificio del noroeste de Shanghai.

Este grupo acaba de sumarse a la unidad 61398, acusada por la firma de seguridad informática Mandiant de haber empleado a miles de asalariados para robar secretos de países extranjeros.

Un jurado estadounidense inculpó en mayo a cinco oficiales de la 61398 por haber, entre 2006 et 2014, robado secretos económicos de empresas estadounidenses especializadas en la energía nuclear o solar y en la metalurgia.

China convocó entonces al embajador de Estados Unidos y acusó a Washington de "hipocresía", luego que el exconsultor de la agencia de inteligencia estadounidense NSA Edward Snowden revelara el alcance del espionaje implementado por la potencia norteamericana. 

Temas relacionados