Hallan muerta a ambientalista que fue compañera de la hondureña Berta Cáceres

Lesbia Yaneth Urquía, de 48 años y quien lideraba movimientos a favor del medio ambiente, salió de su casa el martes y fue encontrada este jueves en un basurero público. 114 activistas han muerto en diez años.

Una mujer que era activista del Comité Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh), que lideró la ambientalista Berta Cáceres, asesinada el 3 de marzo, fue hallada muerta a causa de golpes en la cabeza, informó este jueves una fuente policial. Se trata de Lesbia Yaneth Urquía, de 48 años, quien al parecer además era una pequeña empresaria, dijo escuetamente a periodistas un oficial de la Policía Nacional en la ciudad de Marcala, departamento de La Paz, fronterizo con El Salvador, donde se registró el hecho criminal.

Agregó que el cuerpo sin vida de Urquía fue hallado el miércoles cerca de un basurero público de Marcala y que personal de medicina forense recogió el cadáver para conocer las causas de su muerte. Urquía habría salido de su casa el martes en una bicicleta, pero no regresó, por lo que sus familiares comenzaron a buscarla, según la poca información que maneja la Policía Nacional.

El informe preliminar indica que Urquía habría muerto a causa de un trauma encéfalo craneal abierto, producido con un objeto cortante. La víctima era propietaria de un pequeño supermercado y un modesto hotel, según versiones difundidas por la prensa local.

Urquía participaba en el Copinh "desde las protestas en contra del golpe de Estado del año 2009" y además era "activa militante en la defensa de los bienes comunes de la naturaleza y los derechos indígenas" que se oponen a la construcción de proyectos hidroeléctricos en el occidente del país, añadió el comunicado.

El Copinhresponsabilizó al Gobierno de ese país por el asesinato de la activista. Señaló a la presidenta del gobernante Partido Nacional, Gladys Aurora López, y su esposo, Arnold Castro, "por ser fuente permanente de amenazas y conflictos por la construcción de proyectos hidroeléctricos en el departamento de La Paz". 

El 3 de marzo fue asesinada la ambientalista y defensora de derechos humanos Berta Cáceres en la ciudad de La Esperanza, en el occidente de Honduras, donde vivía. Cáceres era la coordinadora general del Copinh y sobre su muerte violenta hasta ahora han sido capturados cinco hombres, que las autoridades suponen son los autores intelectuales y materiales del asesinato que ha causado rechazo a nivel nacional e internacional. La líder ambientalista se oponía a la construcción de proyectos hidroeléctricos en el occidente de Honduras porque en su opinión causaban daño a las comunidades indígenas y al ambiente natural del país en general.

Temas relacionados
últimas noticias

Trump, el traidor traicionero