Hallazgo de petróleo en Bolivia reducirá 20% importación de diesel

El hallazgo, con el que Bolivia producirá cerca de 5.500 barriles de petróleo, tuvo lugar tras la perforación de un situado en el departamento oriental de Santa Cruz.

Archivo EFE

El hallazgo de un yacimiento de petróleo en el este de Bolivia, el primero en 23 años, permitirá al país andino reducir la importación de diesel en alrededor de un 20%, afirmó este viernes el ministro boliviano de Hidrocarburos y Energía, Luis Alberto Sánchez.

"A partir del 2017 vamos a reducir la importación de diesel. Vamos a producir aproximadamente 5.500 barriles de petróleo con la puesta en marcha de este pozo", declaró el ministro a la radio estatal Patria Nueva.

El Gobierno anunció el jueves el descubrimiento de esta bolsa de crudo, equivalente a 28 millones de barriles y que fue encontrada por la empresa YPFB Andina, participada por el Estado boliviano y la petrolera española Repsol.

Este yacimiento permitirá, según las autoridades, triplicar las reservas de hidrocarburos líquidos de Bolivia, que según una auditoría del 2013, eran de 16 millones de barriles.

En Bolivia, los carburantes están subvencionados por el Estado, y el mayor presupuesto dentro de este subsidio se destina a la importación desde varios países a precios internacionales de diesel oil, que después en el mercado boliviano se vende a un tercio de su valor real.

Según Sánchez, el hallazgo "no es una casualidad", sino "un trabajo de muchos años" que se enmarca en la intensa política exploratoria del Ejecutivo de Evo Morales.

El hallazgo tuvo lugar tras la perforación del pozo BQN N-X4D, situado en el campo Boquerón Norte, en el municipio de Yapacaní del departamento oriental de Santa Cruz.

El ministro de Hidrocarburos recordó que el Plan Inmediato de Exploración diseñado para la búsqueda de nuevas reservas energéticas consta de 86 proyectos en 63 áreas e incluye la realización de 23 sísmicas, 10 magnetotelúricas y exploración no invasiva por vía aérea.

La venta de productos energéticos a los mercados de Brasil y Argentina es, en este momento, el pilar de la economía boliviana.