Hamás acusa a Israel de querer "darle la vuelta" a los hechos en Gaza

Según datos de la ONU, más de 2.100 palestinos resultaron muertos, la mayoría civiles y 540 de ellos niños, en los 51 días que se prolongó la operación militar israelí en Gaza.

Gaza. / Archivo AFP

El movimiento islamista Hamás rechazó este domingo un informe del Gobierno israelí sobre el conflicto armado en Gaza en 2014 y lo tildó de un intento de darle la vuelta a los hechos con el fin de mostrar que Israel no cometió crímenes de guerra.

"Por supuesto que rechazamos este informe. Forma parte de los intentos de la ocupación para cambiar su imagen y darle la vuelta a los hechos con el objeto de mostrar que no cometió crímenes de guerra contra los palestinos y que los palestinos son los criminales", manifestó el portavoz de Hamás, Sami Abu Zuhri, en un comunicado.

El documento presentado por el Ejecutivo de Israel es un compendio de aspectos legales, contexto y hechos que llevaron al conflicto entre el Ejército israelí y milicias armadas en Gaza, entre ellas Hamás.

Entre sus conclusiones hace hincapié en que las hostilidades ocurrieron en un entorno urbano, que en ellas se vieron involucrados actores no estatales que "vulneran la legislación internacional" y que éstos habrían empleado entornos civiles como refugio.

"El informe da la vuelta a lo que sucedió, ni más ni menos. Publicar el informe no ayudará en nada a la ocupación a esconder los crímenes de guerra israelíes que se cometieron ante las cámaras de los periodistas", añadió Abu Zuhri.

El portavoz de Hamás señaló que "es imposible cambiar la verdad" y puso como ejemplo la muerte de cuatro niños de la familia Bakker, que, dijo, "fueron asesinados mientras jugaban en la playa de Gaza y todos los medios internacionales mostraron cómo fueron asesinados. Este crimen nunca podrá ser olvidado o negado".

Los menores murieron el 16 de julio en un ataque de un barco de la Marina israelí cuando jugaban en la playa con otros doce compañeros que resultaron heridos.

El fiscal general del Ejército israelí, Dany Efroni, ordenó el jueves que el caso se cerrase sin imputaciones, decisión que ha caído como un jarro de agua fría en la familia.

Ramez Baker, de 44 años y padre de Mohamed Baker, de 12 años y uno de los fallecidos, mostró su consternación por el veredicto. "Me ha entristecido mucho y causado gran conmoción escuchar sobre la decisión del tribunal israelí. Sentí con antelación que la decisión iba a ir en esa dirección porque es imposible que un asesino sea justo con su víctima y nunca admitirá que ha cometido un crimen", apostilló.

Para Abu Zuhri, el nuevo documento se enmarca en los intentos por parte de Israel de evadir ser juzgado ante la Corte Penal Internacional (CPI) por crímenes de guerra. "Su investigación no ayudará a esconder el hecho de los atroces crímenes cometidos por la ocupación israelí", sentenció.

Según datos de la ONU, más de 2.100 palestinos resultaron muertos, la mayoría civiles y 540 de ellos niños, en los 51 días que se prolongó la operación militar israelí en Gaza, mientras que en el lado israelí perecieron 67 soldados y seis civiles.