La hamburguesería acusada de engañar inmigrantes

El lugar fue escenario de varias protestas por parte de personas que consideraron que Byron había engañado a los inmigrantes para que luego fueran capturadas.

Protestas frente a una hamburguesería Byron. AFP

Cientos de personas protestaron este lunes en Londres frente a un local de la hamburguesería británica Byron, acusada de tender una celada a sus trabajadores en situación irregular, que permitió a las autoridades detener y deportar a empleados.

"¿Cómo quieres tu hamburguesa? Sin deportaciones", gritaron los manifestantes, detrás de barricadas instaladas por la policía para custodiar el establecimiento, que permaneció cerrado durante la protesta.

Esta manifestación se produce después de que el ministerio del Interior británico confirmó el jueves pasado que 35 personas de Brasil, Nepal, Egipto y Albania fueron detenidas el 4 de julio por infracciones a las leyes de inmigración, en operativos realizados "en base a informaciones de inteligencia" en varios restaurantes Byron.
La revelación generó indignación y múltiples llamados a realizar un boicot a la marca.

Hace un par de días, activistas por los derechos humanos soltaron cucarachas, langostas y grillos en otros dos locales de la cadena en el centro de Londres, que desde entonces no han vuelto a abrir. 

 

últimas noticias

Las cicatrices de la esclavitud en Brasil

¿Cómo es sobrevivir sin empleo en Argentina?