Hasta armas químicas se han usado en Siria

Un informe de la ONU asegura que el gobierno de ese país ha usado armas con cloro, mientras que Estado Islámico ha utilizado gas mostaza.

AFP.

El régimen de Bachar al Asad y los terroristas del Estado Islámico (EI) utilizaron armas químicas en Siria, según un informe de expertos de la ONU entregado este miércoles al Consejo de Seguridad.

El texto señala "claramente" que fuerzas sirias y miembros del EI perpetraron ataques químicos en el país árabe, adelantó a los periodistas el representante adjunto de Francia ante Naciones Unidas, Alexis Lamek.

La embajadora estadounidense, Samantha Power, lo confirmó poco después y exigió que haya "consecuencias" para los responsables.

El informe elaborado por un equipo conjunto de la ONU y de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), que no se ha hecho público, debe ser discutido el próximo día por el Consejo de Seguridad, donde se espera que varios miembros pidan imponer sanciones en respuesta a esos ataques.

"El Consejo de Seguridad debe asumir sus responsabilidades", opinó el representante francés, que defendió que ante el uso de armas químicas el órgano no puede permitirse ser "débil".

En una línea parecida, el representante adjunto del Reino Unido, Peter Wilson, señaló que los responsables deben pagar por ello.

EE.UU., por su parte, denunció que el informe "confirma" un "patrón" de uso de armas químicas por parte del régimen sirio, lo que supone a juicio de Washington "el mayor desafío" a la convención contra el uso de este tipo de armamento desde que entró en vigor.

"Cuando alguien -de cualquier Gobierno o grupo terrorista- viola tan flagrantemente la prohibición global sobre el uso de armas químicas sin consecuencias, se envía la señal de que la impunidad reina", advirtió Power.

Por ello, la embajadora estadounidense pidió a todos los miembros del Consejo de Seguridad que apoyen una acción "contundente y rápida" por parte del órgano.

Frente a la postura de las potencias occidentales, Rusia y China han frenado en el pasado varios intentos de actuar contra el Gobierno de Al Asad.

En 2013, Siria aceptó la destrucción de su arsenal químico tras varios supuestos ataques, una eliminación que se llevó a cabo con base a una resolución aprobada por el propio Consejo de Seguridad que establecía la posibilidad de imponer castigos en caso de incumplimiento.

El documento remitido al Consejo es resultado de una larga investigación llevada a cabo para tratar de determinar quién estuvo detrás de nueve casos de uso de armamento químico en Siria desde entonces.

Un análisis previo llevado a cabo por la ONU y por la OPAQ había determinado ya que en esos episodios se habían utilizado sustancias químicas, pero no había identificado a los responsables.

Según fuentes diplomáticas, el informe llega a conclusiones definitivas en tres de esos casos, responsabilizando de dos de ellos al régimen (que habría usado cloro) y de uno al EI (que utilizó gas mostaza).

Human Rights Watch (HRW) pidió al Consejo de Seguridad que asegure que los responsables de estos ataques "sean llevados ante la Justicia".

"Sin rendir cuentas, el ciclo de abusos en Siria por todas las partes del conflicto, ya sea con armas químicas o convencionales, continuará", dijo el director de la ONG para Naciones Unidas, Louis Charbonneau.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, que recibió el informe de los expertos y fue quien lo transmitió al Consejo de Seguridad, dijo que el texto se hará público oficialmente tras el debate que mantendrán los Estados miembros el 30 de agosto.