'Hay que lograr el objetivo'

El bloqueo de Gaza impide el crecimiento militar de Hamás, por lo cual finalizarlo no es una opción, según el exministro israelí de Defensa.

Efraim Sneh, director del partido político Yisrael Hazaka o Israel Poderoso. / AFP

Hablamos con Efraim Sneh, exministro de Defensa de Israel, exparlamentario y actual director del partido Yisrael Hazaka o Israel Poderoso, para discutir los controvertidos blancos militares del ejército israelí, así como del futuro de la ofensiva militar Margen Protector, la cual ya deja más de 1.000 muertos en tres semanas.

¿Qué tan lejos ve un eventual cese del fuego por parte de Israel?

No habrá cese el fuego hasta que se alcance el objetivo, que es acabar con la estructura militar y subversiva de Hamás. Hasta ahora estamos comenzando, no veo que podamos terminar la tarea en menos de una o dos semanas más. 

¿Y cómo establecer cuándo se cumple la misión?

Cuando terminemos con la barrida de todos los túneles clandestinos que entran a Gaza provenientes de Egipto y por los cuales entran todas las armas y el arsenal que usa Hamás para atacar a Israel. Y, segundo, cuando se destruyan todos los cohetes y la artillería que el ejército israelí ha localizado satelitalmente perteneciente a Hamás. Esto será lo único que logre el final del control de esta organización terrorista sobre Gaza. 

¿Pero no cree que blancos militares que incluyen colegios, hospitales, entre otros, le dan más legitimidad a Hamás dentro de Gaza y debilitan políticamente a Israel en el escenario internacional?

Son ellos los que están usando a la población como escudo, es a ellos a los que eventualmente les van a pasar la cuenta. Sobre todo los propios gazatíes. Hemos visto cómo en colegios y lugares públicos esconden y usan su artillería y cohetes, eso no lo hace un ejército, eso sólo lo hacen los terroristas. Lo que la comunidad internacional no entiende es que Hamás usa la sangre de su pueblo como un motor de su propio discurso de reivindicación. 

A pesar de todo, ¿cómo justificar la muerte de civiles?

Nadie quiere que mueran civiles, el ejército israelí, como un ejército estructurado, tiene un protocolo de procedimiento muy serio. El problema es que de esto nunca se habla en la prensa internacional. Cada vez que se localiza un blanco satelitalmente y se conoce quiénes están en su interior, de ser civiles y personal no vinculado con Hamás, se avisa al lugar, se llama, se envían mensajes de texto, se sobrevuela el área lanzando volantes informando sobre el ataque, incluso diciendo por dónde pueden evacuar los civiles. Todas esas comunicaciones están grabadas entre los pilotos y la base de comandancia. Lo que ocurre es que Hamás no permite que los civiles evacúen, pues la muerte de inocentes los justifica a nivel internacional. 

¿Por qué mientras la presión de Estados Unidos y Europa aumenta para que Israel suspenda las acciones militares, los países árabes vecinos no han sido tan expresivos como en el pasado?

Actualmente, para países árabes como Egipto y Arabia Saudita la existencia de Hamás es más un problema que cualquier otra cosa. Ellos entienden que este terrorismo fundamentalista no les hace bien a los propios árabes ni mucho menos a la estabilidad en la región, por eso su silencio. Sin embargo, esto podría cambiar en cualquier momento. 

¿Habrá alguna opción de acercamientos de paz entre Israel y una Autoridad Palestina que cuente con Hamás? ¿O esta escalada ha roto para siempre esta posibilidad?

No, no lo habrá. Netanyahu ha sido claro. No hay chance. Mientras estos terroristas hagan parte del liderazgo de Palestina, no podrá haber un acercamiento que lleve a la conclusión de este conflicto.

Hamás acusa el bloqueo económico por parte de Israel a Gaza como una de las causas primordiales de su ofensiva militar. ¿No sería beneficioso para Israel que el bloqueo se levante, que Gaza recobre su independencia económica, así Israel se reconciliaría con el concierto internacional y de paso le quitaría ese argumento de guerra a Hamás?

No, el bloqueo es la única herramienta que nos ha permitido controlar en alguna medida la expansión militar de Hamás. Aún así han logrado en los últimos 10 años construir cohetes más sofisticados, de mayor alcance, hoy llegan hasta 80 kilómetros de Gaza, impactando lugares que nunca antes habían sufrido estos ataques en Israel. Todos esos insumos y contrabando militar llegan ilegalmente por los túneles. Si no fuera por el bloqueo, la situación sería aún peor para la seguridad del pueblo israelí.

Los más pesimistas dicen que esta reciente escalada militar terminó con el sueño de un eventual proceso de paz que incluya el reconocimiento del estado palestino, conocida como solución de dos estados.

Por el lado israelí habrá que esperar hasta las elecciones, cuando el tema de la solución negociada a favor del reconocimiento de un estado palestino vuelva a ser parte central del debate electoral. La última vez que realmente la gente tuvo la oportunidad de votar por esta opción fue en 1996, cuando Shimon Peres fue vencido por Benjamin Netanyahu.

Temas relacionados