Hillary Clinton pide al partido republicano "parar" a Donald Trump

La candidata demócrata a la Casa Blanca dijo que está "decepcionada" por los dichos del millonario sobre la inmigración mexicana.

Hillary Clinton estimó este domingo que el Partido Republicano debe "parar" a Donald Trump y sus declaraciones mordaces sobre la inmigración mexicana, y se manifestó "decepcionada" por los dichos del millonario considerado cercano a los Clinton.

"Me siento muy mal y estoy muy decepcionada de él y del partido republicano que no responder inmediatamente y decir 'es suficiente, basta'", dijo la candidata demócrata a la Casa Blanca durante una entrevista con la cadena CNN divulgada este domingo.

El millonario estadounidense y candidato a las primarias republicanas ahora repleta de simpatizantes sus mítines, después de haber relanzado un debate sensible sobre la inmigración ilegal al afirmar que México enviaba a su país "drogas, crimen y a sus violadores".

Pero los republicanos "piensan un poco parecido sobre la inmigración", agregó la exsecretaria de Estado. "Ellos van de los que acogen a los inmigrantes a regañadientes a los que son hostiles".

En cuanto a Jeb Bush, otro aspirante republicano, "él no cree en un proceso que conduzca a la ciudadanía" de los migrantes, añadió Clinton.

Pero la familia de la también exprimera dama de Estados Unidos es conocida por tener vínculos con el magnate de las inmoviliarias.

El expresidente Bill Clinton, quien es compañero de golf de Trump, dijo hace unas semanas que el millonario fue "excepcionalmente amable con Hillary y conmigo", recordando sus contribuciones financieras a la Fundación Clinton.

Donald Trump, que invitó a los Clinton a su tercer casamiento en 2005, según el portal sobre celebridades eonline.com, también donó recursos para la reelección de Hillary Clinton en el Senado.

Sobre este tema sensible de la inmigración que polariza el debate en la contienda a la Casa Blanca, el senador republicano y también precandidato a la presidencia, Lindsey Graham, estimó que todo miembro de su bancada debía condenar las declaraciones "insultantes" de Trump.

"Para tener la autoridad moral de gobernar esta gran nación, debemos rechazar esta demagogia", afirmó.