Hillary Clinton y Donald Trump se pusieron de acuerdo en algo

Ambos anunciaron que, de ser elegidos, se opondrían al Acuerdo de Asociación Transpacífico porque, en su criterio, afectaría la economía estadounidense y destruiría trabajos.

El candidato presidencial republicano, Donald Trump, y la candidata demócrata, Hillary Clinton. AFP

Algo que parecía imposible ha ocurrido: los candidatos a la Presidencia de los Estados Unidos, Donald Trump y Hillary Clinton, están de acuerdo en algo. Pese a sus diferencias en materia laboral y migratoria, tanto el candidato republicano como la candidata demócrata han dicho que, de ser elegidos, se opondrán al Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés). El primero en mostrar su rechazo a este acuerdo, que flexibiliza el comercio entre varios países, entre ellos Estados Unidos, Canadá y Japón, fue el candidato republicano.

Trump ha criticado el TPP desde el inicio de la contienda. El pasado 28 de junio, Trump sostuvo que, de ser elegido, se opondría a este acuerdo, al que calificó como "un golpe mortal para la industria manufacturera de Estados Unidos". Lo que dijo, de nuevo, hace una semana. Y ahora es Clinton quien se suma a los cuestionamientos. Durante la contienda por la candidatura presidencial, fue el senador y entonces precandidato, Bernie Sanders, quien propuso acabar con este acuerdo, criticando a Clinton por haberlo apoyado durante sus años como Secretaria de Estado.

Sin embargo, y quizás para atraer a los votantes de Sanders, Clinton ha cambiado su posición y ha dicho que, de ser elegida, se opondría al TPP. "Detendré cualquier acuerdo comercial que destruya trabajos y rebaje los salarios, incluido el TPP", dijo hoy, durante un evento en Michigan. "Me opongo ahora, me opondré tras las elecciones, y me opondré como presidenta (...) Demasiadas empresas han presionado para lograr acuerdos comerciales para poder vender sus productos en el extranjero y, en su lugar, se trasladaron fuera", sostuvo la candidata demócrata.

Con estas declaraciones, Clinton se aparta, parcialmente, del actual presidente estadounidense, Barack Obama, quien fue el promotor del TPP y quien ha dicho que espera que el Congreso de los Estados Unidos apruebe pronto este acuerdo. "Sigo confiando en que vamos a hacerlo, y la razón por la que sigo confiando es que es lo correcto (...) Todavía no he visto un argumento creíble que diga que una vez que el TPP esté en marcha vayamos a estar peor (...). Estaremos mejor", dijo el primer mandatario, en mayo pasado, durante una visita a Vietnam.