Hinchas con antecedentes por violencia en el deporte no ingresarán a estadios de Uruguay

Tabaré Vázquez, presidente uruguayo, presentó las medidas para erradicar la violencia en los escenarios deportivos. También contemplan cámaras de reconocimiento facial, regulación del aforo y presencia de policías en las tribunas.

AFP

El Gobierno uruguayo firmó este lunes un decreto que establece una serie de medidas que deberán incorporar las instituciones estatales y privadas para "incrementar las medidas para el control de los espectáculos deportivos y su seguridad integral", con el objetivo de combatir la violencia en el deporte.

Así lo anunció el presidente uruguayo Tabaré Vázquez en una rueda de prensa, donde aseguró que la sociedad en su conjunto, "tomando las medidas que correspondan", logrará "terminar con las patologías que padece el deporte".

En este sentido, el presidente leyó ante los periodistas el decreto que, entre otros puntos, establece que aquellas personas que poseen antecedentes penales, vinculados a hechos violentos en el deporte, no podrán ingresar a los espectáculos deportivos.

Dichas personas serán registradas en una lista, de carácter reservado y confidencial, que confeccionará el ministerio del Interior.

Esta nómina será entregada a la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) y a los puestos de venta de entradas, que ya no podrán venderse más en los estadios o canchas de fútbol.

El decreto también cuenta con un anexo de medidas "inmediatas y mediatas" que establecieron las autoridades del ministerio del Interior.

Dentro de estas disposiciones se encuentra la obligación de que los partidos que presenten "las mayores amenazas" se disputen en el estadio Centenario de Montevideo.

Este recinto deportivo deberá incorporar una serie de medidas de seguridad entre las que se destaca la prohibición de que se ocupen los anillos superiores de las tribunas Amsterdam y Colombes, donde tradicionalmente se ubica la parcialidad aurinegra y tricolor, respectivamente.

En este sentido, el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, aseguró que "la disminución del aforo" de esas gradas contribuirá a que la policía "pueda intervenir inmediatamente" ante un acontecimiento violento.

Asimismo, afirmó que el decreto prevé que la policía esté en las tribunas, aunque "no exactamente visible".

"Era muy difícil intervenir en tribunas de 12.500 o 15.000 personas porque podía provocar males mayores que los que se pretendía evitar", señaló Bonomi en ese sentido.

En tanto, Vázquez anunció que se deberán instalar cámaras de reconocimiento facial en el estadio Centenario, el Gran Parque Central (Nacional), y en el Campeón del Siglo (Peñarol).

"Si para el 31 de marzo de 2017 las cámaras no están, no se habilitarán estos estadios para jugar los partidos", subrayó el presidente uruguayo.

Vázquez agregó que los puestos de venta de entradas deberán "contar con la infraestructura necesaria para incorporar una base de datos" que permita identificar a quienes compren entradas para los espectáculos deportivos y así asegurar la "trazabilidad" de los boletos.

Asimismo, aquellas personas que cedan o vendan su entrada a un tercero deberán proporcionar a las autoridades el número de identificación civil del nuevo destinatario.

Desde el comienzo de la temporada, el Campeonato Uruguayo Especial el país, que culminó este domingo, ha sufrido violentos incidentes relacionados con las hinchadas de los equipos, dentro y fuera de los estadios.